Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2007

Cerrado por vacaciones

Se quedaron muchas cosas en el tintero este año. Una reseña de Recursos humanos de Antonio Ortuño, por ejemplo, otra de The Gun Seller de Hugh Laurie y algunas cosas más. Pero ahorita ver el blog vacío y sin actualizar me deprime, pero no me dan muchas ganas de escribir en él. Como se que algunos de mis cinco lectores lo visitan con regularidad, prefiero ahorrarles un clic y decirles a todos que vuelvo a las andadas por ahí del 15 de enero.

Si quieren contactarme, pueden usar mi correo o dejar un comentario, que de todas formas se enviará automáticamete al correo. Felices fiestas a todos. Sean felices. Hagan el amor y lean mucho.

----------------
Estoy escuchando: Queen - Keep Passing The Open Windows
via FoxyTunes

El estado de las cosas

1. El estado sólido
Mientras el resto de la Ciudad de México se idiotizaba con el final del torneo de fútbol, me fui a reunir con unos pocos refugiados a la librería Ghandi. Éramos demasiados los refugiados, así que decidí salirme de ahí y me fui a la librería El Sótano, que a pesar de estar a menos de una cuadra de la anterior, estaba mucho menos poblada.

Mientras ojeaba las novedades --algo deprimentes-- del fin de año, me quedé escuchando a un par de amigos que discutían emocionados sobre algún libro que sólo iban a ojear de vez en cuando, ya que su precio exorbitante nunca les iba a permitir comprarlo. Yo seguí mi trayecto entre las mesas y ellos el suyo, pero cuando nos volvimos a cruzar, hablaban sobre un libro que uno de ellos había encontrado en una librería de viejo en el centro.

La situación se me hizo extraña, porque por lo común la gente no habla mucho en las librerías o al menos no lo hace mucho en las librerías de aquí. Resulta extraño escuchar a dos personas hablar emocion…