Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2008

De reseñas

Vamos a imaginar lo siguiente:

Yo escribo una reseña, negativa, de una novela. Un amigo del escritor o persona que se hace llamar escritor no lee la reseña, pero le hablan de ella. El amigo del escritor no soporta la crítica, que no ha leído, y escribe una larga nota en la que explica cómo ha estado presente desde la concepción hasta la última corrección de la novela de su amigo y por tanto siente la necesidad de defenderla, la defiende ante la crítica que no ha leído, en la cual supone aparecen algunos juicios fácilmente despreciables por alguien como él, que no se deja caer nunca en lugares comunes o facilismos. El amigo del novelista se siente tranquilo, ha puesto en su lugar al reseñista y a la reseña, que no ha leído. Lo pone en su lugar porque se le ha ocurrido, tremendo pecado, leer.

(Como no faltará el idiota que se rehuse a darse cuenta que lo anterior es sólo un ejercicio imaginario, antes de que iracundos amigos de escritores lleguén a reclamarme por reseñas que no he escrito…

Buscando a Alaska, 1

Editado el 18 de abril de 2009: Estimado internauta, que llegas buscando un resumen del libro. ¡No seas imbécil! Esta novela es muy buena. Ponte a leerla. Y no, aquí no vas a encontrar un resumen.

En mi reseña de Twilight mencioné mi sorpresa acerca del término young adult fiction. Buscando a Alaska de John Green cae en esta clasificación, también. Todo indica que para que una novela entre en esta categoría 1) los personajes deben ser estudiantes de preparatoria, 2) deben ser más o menos inadaptados sociales y 3) tienen un insospechado amor por los clásicos. Eso en el contenido. En cuanto a la forma, 4) debes de poder leer la novela de un tirón.

También, 5) todo indica que el protagonista debe tener un despertar sexual más bien tardío, pero prácticamente todo el mundo a su alrededor empezó temprano (o son vampiros, por lo que empezaron mucho muy temprano) y 6) tiene una tendencia a proteger a sus padres, que como son adultos no están listos para lidiar con el mundo (no digo que eso no s…

Una nota

Leo estos días The Yiddish Policemen's Union de Michael Chabon y quizá sea debido a las críticas negativas, que me habían hecho no esperar demasiado, pero de hecho la estoy disfrutando mucho. Chabon parece ser un mago del lenguaje, parece que barajeara las palabras y repartiera cada vez una mano ganadora. No sé que pasaría en la traducción, pero se adivina que traducir este libro fue un trabajo difícil.

La novela parte de una idea curiosa. Israel cayó en 1948 y los judíos consiguen asilo temporal en Alaska. Durante sesenta años, se les concede un territorio federal autónomo, lo cual quiere decir que en el 2008, ahora, el territorio vuelve al control de Alaska. Judíos en las nieves. La novela me recuerda a partes iguales a El hombre en el castillo de Phillip K. Dick y a Everything Is Illuminated de Jonathan Safran Foer.



Por cierto, ¿es mi imaginación o Jonathan Safran Foer se parece a Harry Potter?

Ya llegó, ya está aquí

El número 21 de la revista Hermano Cerdo. Hay un muy recomendable artículo de Zadie Smith, "Fracasar mejor", otro artículo sobre Watchmen de Alan Moore, escrito por Pablo Muñoz, y una visión interesante de la lucha entre los Fumadores y los no fumadores de David Sedaris. Además, sendas reseñas, cuentos y la columna de Raúl Aníbal Sánchez.

Yo no la he leído (bueno, savo el articulo de Z. S.) pero le acabo de echar un ojo y pinta muy bien.

Preguntas sobre la ideología de la forma

¿En qué sentido se promueve una política cuando se elige escribir, digamos, un soneto en vez de un poema de verso libre sobre un mismo tema, o cuando se toman decisiones sobre la dicción de dicho poema? ¿O cuando un novelista escoge un arreglo extraño, no cronológico,o narradores múltiples que hablan en vez de un personaje que nunca habla directamente al lector, en vez de un narrador convencional que cuenta la historia en orden cronológico? ¿O simplemente al elegir escribir una novela?(La nota completa, mucho más interesante que lo que voy a decir, está en Blog Merdian)

1. En la nota original, se concluye al contraponer las ideas de Lukacs y Bajtín. Yo me quedo con la idea del segundo, de que una novela polifónica es una representación más fiel de la vida Aquí y Ahora.

2. ¿Es posible extraer una ideología de la forma de composición de Rayuela? ¿De Sobre héroes y tumbas? Lo pregunto en tanto que la primera, entre otras cosas, es una suerte de respuesta a la segunda.

3. La forma de una nov…

El derecho a la cultura

Toda persona tiene derecho al acceso a la cultura y al disfrute de los bienes y servicios que presta el Estado en la materia, así como el ejercicio de sus derechos culturales. El Estado promoverá los medios para la difusión y desarrollo de la cultura, atendiendo a la diversidad cultural en todas sus manifestaciones y expresiones con pleno respeto a la libertad creativa. La ley establecerá los mecanismos para el acceso y participación a cualquier manifestación cultural. (Fuente: Proceso)

Menuda idiotez.

A quemar todas las maletas

Hace unas horas fui a Ghandi a ver las últimas novedades editoriales. Dos primeras novelas provenientes de un "laboratorio de novela" tenían las pilas más altas junto a las cajas, más altas que las pilas de los últimos libros de Villoro y Vila-Matas. También encontré ahí una nueva novela de uno de mis autores favoritos. Ya la tenía en las manos e iba a comprarla, cuando se me ocurrió leer la contraportada:

X tiene una maleta llena de dinero y documentos secretos...

¡Alto ahí! Hagamos un trato. Olvidemos las maletas. Escriban novelas en las que no hay hombre con maletas llenas de dinero y yo las leo con gusto. Lavadoras llenas de dinero, sí. Cajuelas llenas de dinero, sí. Alforjas llenas de dinero, sí. Maletas, no. Cada vez que escribes que hay un hombre con una maleta llena de dinero, un gatito muere.

¿Qué obsesión hay de un tiempo acá con darles a los personajes una maleta llena de dinero? Si no pueden encontrar un mejor pretexto para escribir una novela, no la escriban. Mejor…

Esta memoria en Worlde

Tengo una obsesión con Kafka...

La trama para qué

Se busca (Wanted) de Timur Bekmabetov es una película con el sello del director. Tras dos horas de explosiones, efectos especiales innecesarios, balas que viajan en curva, vertiginosos acercamientos y metatextos superfluos, Timur plantea la pregunta: ya sé que no tiene ningún sentido que un gremio de tejedores se convierta en super-asesinos que deciden el destino del mundo de acuerdo a lo que les dice un pedazo de tela y ya sé que este es el momento en que podría explicarlo todo, pero si sigues en la sala ¿no prefieres, en vez de una tonta justificación, otros veinte minutos de balazos? Y siguen otros veinte minutos de balas que chocan en el aire, ratas que explotan y una pelea con machetes.

Por eso amo a Bekmambetov.