28 junio 2009

De locura


Hoy fui al remate de libros en el Auditorio Nacional y me volví un poco loco. Lo peor es que no acabé de ver todo. Voy a tener que volver a ir, entre semana, cuando haya menos gente.

26 junio 2009

Uno de tres, 2

Dentro de una semana, me voy a la Animex 2009, en Monterrey, México, para presentar los dos primeros libros de Ediciones Uno de Tres. Babylon King, una novela gráfica que he visto transformarse de unos cuantos bocetos interesantes en la revista Comikaze en un libro del que cada día me siento más orgulloso; y Donjon, un juego increíble que se escribió en Estados Unidos, se ilustró y tradujo en Argentina, se maquetó en España y se editó en México. Era demasiado bueno para quedarse sólo en PDF, y con el permiso y bendición de todos los involucrados, espero agrade a los regiomontanos.

El viaje a Monterrey es parte de la estrategia de Ediciones Uno de Tres: ir a buscar a los lectores donde se encuentren a llevarles libros que —espero— les gusten, aunque sus creadores vivan en otra ciudad, otro país u otro continente.

Mientras tanto, otros cinco (¡cinco!) proyectos de libro ya están en varias etapas de desarrollo. Quizá lo que más me emociona es que Lagarto Blanco, la línea de narrativa de Ediciones Uno de Tres, ya tiene dos buenos candidatos para publicación. Dos libros interesantes, de propuesta temática y gráfica extraña, de los que espero poder hablar en un futuro cercano.

***



Mientras tanto, a título personal, creo que acabo de tomar la píldora roja y estoy a punto de descubrir que tan profundo es el agujero del conejo.

RIP Michael Jackson

De niño era un gran fan de Michael Jackson. Tenía todos sus discos, todavía en vinilo. Cuando en mi casa por fin compramos un reproductor de CD, Dangerous fue el primer álbum que tuvimos en ese formato. Luego vinieron todos los escándalos. Trato de recordar a ese antiguo Michael Jackson, cuando todavía era el Rey del Pop y no Jacko Wacko, pero no puedo.

24 junio 2009

Uno de Tres, 1


Cuando tenía 18 años, muchos de mis amigos soñaban con ser el nuevo J.R.R Tolkien, el nuevo Gary Gygax (como Oscar Wao), o el nuevo Jack Kirby. El mundo se dedicó a destruir sus ilusiones. Los más se volvieron mercadólogos, contadores o estafadores profesionales. Los pocos que intentaron seguir un poco su sueño se encontraron con una realidad muy distinta. En México no se podía escribir otra cosa que no fuera "Literatura seria". Cualquier maestro se burlaría y ridiculizaría a los aspirantes a Tolkien o a Lovecraft. Sus compañeros, ya con el cerebro lavado y aplastados sus sueños, los presionarían a dedicarse a otra cosa. Los aspirantes a hacer cómics se encontraban de golpe con realidades igual de adversas. Pero esto no tiene por qué ser siempre así.

No puedo cambiar esto de un día para otro, pero puedo poner mi granito de arena. Ese granito es Ediciones Uno de Tres.

23 junio 2009

¡Danielewski en México!




No me quiero emocionar demasiado, pero de acuerdo al programa preliminar de la FIL Guadalajara 2009, Mark Z. Danielewski va a venir a México en Noviembre. De ser así, estaré sentado en primera fila (bueno, donde alcance) para verlo. ¿Se editará por fin House of Leaves en español?

22 junio 2009

Contento con Internet

Hay días, como hoy, en los que quedo encantado con Internet. En primer lugar, con LinkWithin, un servicio que enlaza notas relacionadas (y no tan relacionadas) al final de cada entrada en esta memoria. Esto tiene la gran ventaja de que muchas notas que escribí en el pasado tienen nuevos lectores, tanto así que el número de páginas diarias ha crecido en un treinta por ciento. En segundo, estoy feliz de haber encontrado Disqus, un sistema de comentarios que no sólo promete mucho, sino que me va a ahorrar una buena cantidad de tiempo y dinero. (Sólo no lo implento en esta memoria porque perdería años de comentarios.)

En fin, hay días que Internet me hace feliz.

19 junio 2009

¿Qué es esto?



De pronto abro una caja y tiene un montón de libros idénticos. ¿Qué cosa tan extraña, no? ¿Y saben otra cosa? Sospecho que entre el lunes y el martes habrá todavía más libros idénticos (pero distintos) esperándome. (¡Y la página web todavía no está lista! ¡Qué voy a hacer!)

18 junio 2009

¿De broma?

[...] mientras que el “mundillo literario” aplaude la concesión del Premio Cervantes a un escritor, como Juan Marsé, que plaga sus novelas con adverbios terminados en “mente” y cuya obra supone el estancamiento de un género que sigue los cánones del siglo XIX.
—En una carta cadena firmada "Manifiesto para una nueva literatura independiente", Pablo Paniagua.




17 junio 2009

Bolaño y postpoesía


Hay algunas similitudes curiosas entre la obra de Roberto Bolaño y la postpoesía enarbolada por los dos Fernández (Mallo y Porta). Algunas imágenes y temas se repiten, como si un trabajo y otro corrieran paralelos o uno fuera el precursor del otro sin saberlo. Célebremente, hay dos escenas muy parecidas en 2666 y Nocilla Experience.

Sin embargo, lo que detonó esta nota fue la lectura de un fragmento de Postpoesía en el cual Fernández Mallo se pregunta por la importancia de la oralidad en la poesía (y sí, hay lecturas en voz alta de poema en cada esquina). Fernández Mallo argumenta que esa preeminencia de la oralidad le ha robado a la poesía de una gran cantidad de recursos: imágenes, fórmulas matemáticas, etc, que se quedan fuera del alcance del poeta (algo que también suele pasar en la novela, quién sabe por qué). El autor de Nocilla Dream alega que la poesía nueva debe de abandonar esa oralidad para abrirse a las necesidades de nuestra época.

Pude haber pensado en muchas cosas al leer elfragmento referido, pero en lo primero en lo que pensé fue en un video que vi en Youtube, una entrevista a Roberto Bolaño, quizá en Chile, donde el entrevistador le pide que lea algun fragmento de su última novela, que quizá era Estrella distante o Nocturno de Chile. Roberto, que el resto de la entrevista ha estado relajado, cuando no burlón, se congela. En su rostro se dibuja una mueca, quién sabe si de miedo, asco o repulsión. Finalmente balbucea una escusa y declina la lectura. El entrevistador se soprprende un poco, pero se repone rápido y continua o cierra la entrevista, que casi siempre esas peticiones de lectura sirven para cerrar.

El caso es que iba en un camión, leyendo Postpoesía, y recordé aquella entrevista a Bolaño y luego pensé en ese enigmático poema que está en el centro de Los detecitves salvajes:


¿Cómo se leería eso en voz alta?

Y luego recordé que algún crítico, al preguntarse por el enigmático final de Los detectives, veía esa última ventana vacía como una invitación al desierto, al silencio, y lo comparaba con los últimos versos de Altazor, con esa disolución del lenguaje al final del poema. Pero no, no es lo mismo. ¿Cómo se leería en voz alta el final de Los detectives salvajes?

Once upon a time, there was a king in Babylon

16 junio 2009

De plagios, 1

1. El espectro del plagio anda rondando, en la poesía, en la política.

2. También está de moda en los blogs. Compárese esta deliciosa minificción, de Gabriel Bevilaqua, con esta burda imitación. Sólo cambiar el título destruye la perfección del texto, algo que el plagiario no toma en cuenta. No cualquiera es Pierre Menard.

3. Plagiar un blog es cosa sencilla. Descubrirlo también. Por lo común cuando describo un plagio a esta memoria u otras mías, sólo pido que se respete el crédito que pide mi licencia de copyleft. Aunque parezca mentira, a veces el gran problema es que los plagiarios no tienen ni la menor idea de como poner una referencia.

14 junio 2009

Estoy leyendo Postpoesía de Agustín Fernández Mallo, finalista en el Anagrama de Ensayo y me tiene con el ojo cuadrado.

Matemáticas electorales del voto en blanco, 2

1. Ravi Singh, el experto en internet de la campaña de Barack Obama, se burla del voto en blanco llamándolo antipatriótico y que los que lo promueven, "se ven como un grupo de bebés llorones". Escuchemos su solución: "[Singh] consideró que quienes creen que no tiene sentido votar por ninguno de los candidatos, deberían postularse ellos mismos para los puestos de elección popular". Nadie se molestó en explicarle al señor Singh que eso es parte del problema, que no se puede. De todas formas no está de más leer la nota, que resume bien el desastre de las campañas electorales mexicanas por Internet, como el intento del PAN por censurar a El Universal.

2. Todo el mundo tiene una teoría sobre quién está promoviendo el voto en blanco (la teoría de la mano negra es bastante cómoda). Dicen que el PAN está fomentando el voto en blanco para obtener más porcentaje. Mi propia teoría de la mano negra dice que los votantes blancos son principalmente dos grupos: aquellos que votaron por Vicente Fox en las elecciones del 2000 y fueron defraudados por su actuación, sin ser panistas, y aquellos que votaron por Andrés Manuel López Obrador en el 2006 y se quedaron con un sinsabor por la forma en que se condujeron las elecciones, sin ser perredistas. Entonces, el voto en blanco favorece al PRI, cuyas enormes bases votarán por él hasta que se derrita el Ártico. Esa es mi teoría de la mano negra. Pero como no creo en la mano negra, ni en la mano peluda, de todas formas votaré en blanco (o no, al fin y al cabo, el voto todavía es libre y secreto).

3. De acuerdo a las últimas estadísticas, el año pasado había en México 27,400,000 usuarios de Internet, lo cual representa una penetración del 24.9%, muy lejos del 50% necesario para que Internet se considere relevante. Sin embargo, los propios partidos políticos trataron de usar Internet para brincarse la (ridícula) ley electoral que obviamente nunca tenían intención de seguir y eso le ha prestado fuerza al medio. Es el choque de una locomotora contra una mula de carga. Y todos sabemos quien es la mula.

4. Piense en lo anterior. Si todos los partidos políticos se dedican a tropezar y darse de bruces con Internet (lo cual debería ser suficiente como para despedir a sus ineptos equipos de publicistas) ¿cuál tendría la capacidad de crear una campaña viral a favor del voto en blanco? Si alguno es responsable, lo cierto es que se le salió de las manos. Los internautas podrán ser bebés llorones, no lo niego, pero no son los viejos borregos de antaño. O lo que que es lo mismo, mi vieja mula ya no es lo que era, ya no es lo que era. Bienvenido México al mundo de los contenidos creados por consumidores, o en este caso, creado por los votantes.

13 junio 2009

Pilas

Escribir en mi pequeña Aspire One es una pequeña proeza, por el tamaño del teclado. Las manos se me atoran y golpeo la tecla equivocada con frecuencia. Sin embargo es divertido escribir en mi pequeña Aspire One, que entre otras cosas es excelente como máquina de escribir salvo porque una máquina de escribir no se queda sin pila a las dos horas y media; claro que una máquina de escribir no te da acceso a internet e incluso las portátiles pesan mucho más que mi pequeña netbook.

El problema de la pila, no obstante, es bastante molesto. He tratado de encontrar la mítica pila de 9900 mAh que en teoría podría hacer que la netbook durara encendida doce horas continuas, claro, a cambio de hacerla más pesada y menos cómoda, pero no he tenido suerte. Hay algunas pilas más ligeras, que me darían algo más de duración, pero no sé si valgan la pena.

10 junio 2009

Matemáticas electorales del voto en blanco, 1

1. Algo debe tener el voto en blanco, pues ha causado todo tipo de reacciones sin tener bien clara su causa. Jacobo Zabludovsky se ha pronunciado a favor del voto en blanco y eso ya de por sí llama la atención. En El salto del salmón, David Miklos se pregunta que poderoso se sirve o sirve a Zabludosky para que el periodista —emblema del viejo régimen priísta— se sume a esta campaña. Lo que es lo mismo, podríamos soltarnos todos a la paranoia conspiratoria y preguntarnos a que poder se sirve o sirve a David Miklos para que esgrima en contra de la idea del voto blanco.

2. En la redacción de Letras Libres, Leon Krauze opina que decir que todos los partidos son iguales es una holgazanería. Le faltó también decir que es la verdad. No, las pataformas no son iguales, ni se favorecerán a las mismas personas según quién gane. No, sin importar quién gane, uno de los favorecidos no voy a ser yo, ni mi familia, ni mi colonia, delegación o ciudad. No, sin importar su plataforma, nadie la va a cumplir. Ergo, voto en blanco.

3. Hagamos un ejercicio mental: Supongamos que las pasadas elecciones presidenciales de 2006 fueron limpias (que no lo fueron; esa es una de las principales razones del voto en blanco) y miremos las cifras oficiales. La diferencia entre el ganador y el segundo lugar de la elección resulto ser mínima, lo suficiente para llenar dos veces el Estadio Azteca. Los votos nulos fueron cuatro veces más grandes. Si los votos nulos fuesen un partido, habrían obtenido su registro. Si esos votos nulos hubiesen sido para uno u otro de los punteros, habrían sido definitivos. (Claro, si las elecciones hubiesen sido limpias, que no lo fueron.)

4. ¿Favorecerá a algún partido en particular el voto en blanco? El punto anterior muestra que sí. No sólo se vota por alguien o por nadie, sino que se deja de votar por todos los demás. Y al final gana el que tiene más votos, sin importar que sean tres o tres millones. Obviamente, ese no es el punto. El voto en blanco no es un voto útil. Nada más lejos de eso.

5. Leon Krauze también escribe que "en un país sano tendría la posibilidad de darle una patada en el trasero al legislador inútil habiendo reelección, pero esa es otra historia". No, no es otra historia. Hay que enterarse de qué va el voto en blanco. Si los legisladores legislan (ja) que podré patearles el trasero por inútiles, voy y voto por ellos (por todos).

09 junio 2009

Con la pena

En El regreso de los muertos vivientes, leo una nota sobre algo que ya sabía. Los consejos estatales de cultura no sirven. Con la pena, pero nunca van a servir. Si es que hay algo como cultura estatal, que lo dudo, sólo va a empezar a funcionar cuando deje de mirar al gobierno en busca de apoyo.

Amnesia

1. En algún momento del mes pasado, esta memoria llego a los 50,000 hits y como para festejarlo, Google volvió a indexar el contenido. El resultado es que aparecen búsquedas nuevas que apuntan a notas que ya había olvidado, o lo que es lo mismo, no recuerdo haber escrito. Por ejemplo, no recordaba haber escrito este fragmento de un cuento que nunca terminé. No recordaba haber escrito una reseña de La gruta del Toscano de Ignacio Padilla.

2. Me duele la garganta y seguro mañana despertaré enfermo. He dejado de fumar como medida de precacución.

3. En Memento, la película de los hermanos Nolan que en México se llamó Amnesia, el protagonista sufre un desorden que le impide tener memoria a largo plazo. El lugar de sus recuerdos lo toman fotografías, notas y tatuajes. Esas notas perdidas son algo así. Un momento de mi vida en que estaba pasando por algo que ya no recordaba, del cual esas palabras son como una instantánea. Son recuerdos triviales, pero que en suma hacen un poco más claro el pasado.

4. ¿Qué iba a decir?

08 junio 2009

La ausencia de todas estas novelas de primer nivel empobrece considerablemente nuestra oferta editorial y, lo que es peor, nuestra comprensión de las posibilidades estéticas de la ficción narrativa.

-House of Leaves (Mark Z. Danielewski)

-The Public Burning, The Adventures of Lucky Pierre, Pinochio in Venice (Robert Coover)
-JR (William Gaddis)
-The Tunnel (William Gass)
-Giles Goat-Boy (John Barth)
-The Broom of the System (David Foster Wallace)
-Toda la obra de William Vollman, pero en especial The Royal Family y You Brighten and Risen Angels.
-The Gold Bug Variations (Richard Powers)
-Une vie divine (Philippe Sollers)
-My Cousin, My Gastroenterologist (Mark Leyner)
-Manji (Svástika) (Junichiro Tanizaki)
-Toda la obra de Vladimir Sorokin, pero en especial Lëd (Ice).
-Cities of the Red Night (William Burroughs)
-Kaff auch Mare Crisium (Arno Schmidt)
-Snow White (Donald Barthelme)
-Ratner´s Star (Don DeLillo)
-Empire of the Senseless y Pussy, King of Pirates (Kathy Acker)
-Le Souffleur y Le Baphomet (Pierre Klossowski)
-Nuovo comento (Giorgio Manganelli)
-Les derniers jours de Corinthe (Alain Robbe-Grillet)
-Noir (K. W. Jeter)

(FUENTE: LA VUELTA AL MUNDO)

Escalante vs. Sicilia: Round 3 (y último)

Leo en casimposible que Javier Sicilia ha terminado por pedir disculpas a Evodio Escalante. Para este espectador imparcial, que sigue sin leer el Tríptico del desierto pero que se ha hecho la firme promesa de encontrarlo, leerlo y reseñarlo en un futuro próximo, la disculpa ha provocado un levantamiento de ceja. La culpa de todo, al final, es del Internet. En serio.

Una de las pocas cosas verdaderamente útiles que aprendí en la Facultad de Filosofía y Letras es que todo lo que escribes puede ser usado en tu contra. Si bien me parece excesivo llamar a Sicilia plagiario y a Escalante cerdo, me extraña más que ambos no se hayan detenido un momento a ver lo que habían escrito antes de que se publicara en un periódico, sólo para después desdecirse uno y el otro, unas semanas después. Esa es la inmediatez que cabe esperar de los textos electrónicos, donde basta presionar un botón para publicar. Pero la culpa es de Internet, ya se sabe. Internet, que se lleva al diablo la poética y la Tradición y lleva a los hombres ilustres a insultarse cual pelea de cantina.

Sin embargo, hay en esta polémica(!) algo que me llamó lo suficiente la atención como para dedicarle tres notas. Quizá es que me asombra que un libro de poemas todavía pueda levantar discusión. Claro, si se compara con la discusión que ha levantado la reciente derrota de la selección mexicana de fútbol, se ve el grado con el que afectan las cosas.


04 junio 2009

Ni modo

Cuando terminen los seis meses de mi Membresía Cinemex, ya no se va a poder renovar. Ni modo. La promoción era demasiado buena para ser cierta y me llevo a ir al cine en ocasiones en las que no hubiera tenido un peso para pagarlo. Todo por servir se acaba.

02 junio 2009

México necesita un Indie Press Revolution

Indie Press Revolution (IPR) vende juegos de vanguardia, diseñados por autores/editores en su mayoría autopublicados, pero de calidad excepcional. Estamos hablando de libros (porque esos juegos también son libros) para los cuales una tirada de 200 ejemplares ya es hablar de palabras mayores o que en ocasiones sólo están disponibles en formato electrónico. No cualquiera puede vender en IPR, sino que la tienda elige sus artículos de acuerdo a sus propios estándares de calidad.

Las ventajas del sitio son varias. En primer lugar, es un punto de compra en común para obras de corte similar. En vez de vagar por decenas de sitios personales de editoriales diminutos, en la mayoría de los casos de una persona, es posible adquirir los productos en un sólo punto de venta. En segundo, IPR se encarga de promocionar y meter en librerías los libros que distribuye, es decir, hace su propia labor de marketing. Las librerías donde distribuye, contadas, son justo los lugares donde están los compradores potenciales y no otras. Además, ser distribuido por IPR se transforma e una marca de calidad, una seguridad de que el libro (juegos, en este caso) será de la satisfacción del potencial comprador.

Dadas las características de este modelo de negocios, ¿no iría bien un Hispanic Poetry Revolution? Algo que acerque la literatura de los bordes a aquellos que estén verdaderamente interesados en ella, sin importar límites geográficos (salvo los famosos gastos de envío) y que permita entablar el diálogo entre diferentes límites. Me consta que IPR funciona como negocio, aunque no es como para abandonar el trabajo. Es decir, haría falta un amor por la literatura a la par que un poco de conocimiento sobre el negocio de la distribución.

Si algun curioso se interesa por darse una vuelta por Indie Press Revolution, algunos de sus juegos tienen un valor literario o artístico (los demás son inovadores en otros aspectos): The Shab Al-Hiri Roach y Gray Ranks de Jason Morningstar, Polaris de Ben Lehman, Steal Away Jordan de Julia Ellingboe, Montsegur 1244 de Frederik Jensen y  The Mountain Witch de Timothy Kleinert.

01 junio 2009

Escalante vs. Sicilia: Round 2

Evodio Escalante le responde a Javier Sicilia, en algo que ya se vuelve más bien un "mi papá es bombero y te moja", pero se ha creado toda una discusión al respecto (qué bueno), de la cual da muy buena cuenta Luis Vicente de Aguinaga en su blog. La principal traba de la discusión radica en que lo importante parece ser de qué lado está cada quien (quien es mi amigo, quien me cae bien) y no de ninguna otra razón. Ya se han esgrimido todos los lugares comunes contra Escalante (que si la tiene chiquita, que si el crítico es un eunuco, etc...). Falta poco para que le comparen con Hitler y se confirme la ley de Godwin. Lo mismo puede decirse de Sicilia.

Sin embargo, por aquí y por allá, comienza a aparecer el diálogo. Y en este caso da lo mismo de qué se trate, lo importante es que haya diálogo. En una de esas se dan cuenta de lo que dijo Greg Stolze:

Considera la poesía como una metáfora. El haiku es una forma muy minimalista, limitada a su conteo de palabras y temática, pero sin reglas para el esquema rítmico o la métrica rítmica. La forma muy precisa del soneto tiene un esquema rítmico inflexible, unas reglas de ritmo y una longitud diseñada, pero dentro de estos límites puedes escribir sobre cualquier cosa que quieras. O ahí está el verso libre donde puedes pasar de todo. Todas estas formas son legítimas. Puedes preferir una o la otra, entre crear o leer, pero todas ellas son poesía y cuando empiezas a decir que los sonetos son superiores que el verso libre (o incluso que "los sonetos son la Verdadera Poesía y que esa mierda de verso libre es solo basura") estás consiguiendo que te den la etiqueta de snob. Quizá no te importe, quizá seas un snob, pero no te vas a hacer querer por los aficionados al haiku y al verso libre, que tienen mucho más en común contigo que la gente que le importa una mierda la poesía y quiere ver la tele.
Porque así las cosas, es mucho más importante la final de fútbol (ganaron los Pumas), que cualquier polémica sobre poesía.

En el inter, yo sigo sin leer el mentado Tríptico del desierto. Me conformo con una reseña (de verdad).