30 noviembre 2009

RIP Milorad Pavić


Me acabo de enterar que el día de hoy, a los ochenta años de edad, murió Milorad Pavić, uno de los más grandes escritores que nos dio el siglo XX. Descanse en paz.

Nos encontraremos en sueños.

27 noviembre 2009

A la FIL, 2

Mañana temprano salgo para Guadalajara y no estoy seguro de poder escribir en esta memoria hasta que vuelva. Sin embargo, lo que sí es seguro es que podrán seguir la cobertura especial de la FIL de HermanoCerdo, desde el blog de la revista, que espero sea del agrado de todos. Por cierto, la Hermandad Cerda (que es algo así como una cruza entre y los Illuminati) me ha dado a entender que vienen cambios interesantes en la revista, así que es un buen momento para seguirle la pista si aún no lo hacen.

25 noviembre 2009

A la FIL

Patrocinado por la revista HermanoCerdo, la Fundación Para los Niños Pobres de la Colonia Álamos y el Manueletón, el que escribe estas líneas se prepara para recorrer el sábado por carretera los 500 kilómetros que lo separan de la ciudad de Guadalajara, para asistir a la 23 Feria Internacional del Libro, que este año tiene como invitada ni más ni menos que a la ciudad de Los Ángeles.

Habrá quien esté muy emocionado por la conferencia de Orhan Pamuk, aunque seguramente serán muchos más los que abarroten los eventos donde se encuentre Cornelia Funke. Para mí, lo más emocionante por mucho será la presencia de Mark Z. Danielewski, autor de House of Leaves, sobretodo el jueves tres de diciembre, donde estará una mesa sobre ciencia ficción ni más ni menos que con Gregory Benford, Larry Niven y Kim Stanley Robinson. Puros pesos pesados de la ciencia ficción, y Danielweski. Creo que voy a necesitar un pañal.

Por si fuera poco, también está el evento del OBIEI, presentaciones de libros de Carlos Fuentes, Yuri Herrera, Alberto Chimal, la antología Asamblea Portátil y Paty Chapoy. Bueno, quizá a la presentación del libro de Paty Chapoy no asista, pero no debe caber duda de que hay eventos para todos los gustos, colores y sabores. La organización este año tuvo a bien empalmar muchos eventos, así que será más lo que me pierda que lo que vea, y mi agenda ya se ve muy apretada en ciertos días. De entrada, parece que me voy a perder la videoconferencia con Ray Bradbury.

¡Y libros! ¡Cuántos libros! Tengo ya una lista mental de todo lo que me quiero comprar (Providence, estoy pensando en ti) pero lo más peligroso es siempre lo que se aparece en el camino, sobretodo de las editoriales extranjeras que sólo aparecen en la FIL. Dado que la fundación arriba mencionada no tiene muchos recursos, parece que en ese ámbito también me quedaré con más ganas que libros, pero no deja de emocionarme el prospecto.

Además parece que por fin podré conocer a muchos amigos de la blogósfera que nunca he visto en persona. Así que si vas a la FIL, deja un comentario aquí o en el Facebook, a ver si nos podemos encontrar. ¡Nos vemos en Guadalajara!

21 noviembre 2009

Poetiza, 2 (y apostillas)

En la entrada anterior de esta serie, comentaba el caso de un par de poemas, de Daniel Saldaña París y «Bulmaro Higuera» publicados respectivamente en el blog de la redacción de Letras Libres y en Círculo de Poesía. Heriberto Yépez señaló a ambos poemas por su carga de odio a los homosexuales en su columna en el suplemento cultural de Milenio, lo cual provocó una airada y algo cómica respuesta de Alí Calderón.

***

Esta semana, dos de los aludidos en ya retirado poema homofóbico de Círculo de Poesía, Ernesto Lumbreras y Sergio Téllez-Pon, responden a Alí Calderón. Dice Lumbreras:
La venganza del Círculo de Poesía contra mí fue haber comentado la denuncia en torno a las irregularidades del Premio Jaime Sabines 2009 obtenido por Claudia Posadas.
Dicha venganza, que incluiría también a «Eduardo Mián, a Hernán Bravo Varela» habría dado como resultado el poema ya retirado del sitio de Círculo de Poesía, todo indica que bajo el seudónimo de «Bulmaro Higuera».

Por su parte, Téllez-Pon comenta:

Ahora bien, dejando el texto ése de lado, ¿qué me dices de la imagen que lo ilustraba donde se veía el rostro de Ernesto con los labios pintados? ¿Quién permitió que ilustrara el texto?
Difícil trabajo les queda a los editores del portal poético, para seguir defendiendo lo indefendible.

***

Milenio ahora usa Disqus para los comentarios, gran acierto, que desafortunadamente no va a mejorar la calidad de los mismos.

***

Yépez, por su lado, se va por las ramas. Su nota «Contra la estética» merece respuesta aparte.

***

Me atrevo a vaticinar que lo que sigue en esta telenovela es que aparezca el verdadero Bulmaro Higuera, si es que existe, para demostrar que no es seudónimo de nadie. Pero la gente de Círculo de Poesía ha quedado muy mal parada de este último intercambio de golpes y les va a costar levantarse.

El futuro de la ficción en América Latina

Antier me lleve una sorpresa en mi vista a Ghandi, la librería que todos amamos odiar. Más bien, me llevé dos. La primera, que los libros están carísimos. Todos los que me quería comprar costaban más de 200 pesos. Algunos más, que me llamaban la atención, costaban más de 300 y pagar 300 pesos por un autor del que no se tiene ni idea es una apuesta demasiado fuerte. Para colmo, vienen retractilados en plástico, así que no hay forma de echar un vistazo. Es una idea que todavía no me queda bien clara. el retractilado protege los libros, de manera que cuando los devuelvan al editor porque no se vendieron, en buena parte porque nadie sabe de qué van ni pueden echarles un vistazo, no se maltraten.

La segunda, que en la sección de saldos navideños (muy tentadora, aunque incluso con 50% de descuento los libros seguían bastante caros) las mesas estaban divididas en Ficción y No Ficción. Es decir, ya no estaban divididas en Literatura Universal, Literatura Iberoamericana, Bestsellers, Ciencia Ficción, etc., sino que todo eso es Ficción. Un mundo mejor, a mi manera de ver, donde los libros están juntos y depende del lector ponerles las etiquetas que merezcan.

* * *

En Three Percent hay un discurso de Jorge Volpi (hay que leerlo de abajo para arriba) que se titula justamente "The Future of Latin American Fiction". Me llama la atención que sea "fiction" y no "literature". Volpi es un excelente ensayista en lo que se refiere a la literatura y creo que sus conclusiones son acertadas, y mejor aún, esperanzadoras. En el centro del discurso está la siguiente idea:

Let us be radical: Latin American literature does not exist anymore. Lovely: hundreds or thousands of Latin American writers exist, or better said, hundred of thousands of Chilean, Honduran, Dominican, Venezuelan (et cetera) writers exist, but a unique literary body endowed with recognizable characteristics, no. We have just seen it: the Spanish language is not a shared characteristic. And, if truth be told, there is nothing to lament.

Con algo de suerte, tiene razón.



18 noviembre 2009

Uno de los objetivos de esta memoria para el año en curso era llegar al número 100 de las bitácoras de Blogalaxia en México. Hoy soy el número 74. Queda un segundo objetivo, que es llegar a las 500 notas.

15 noviembre 2009

Poetiza (y apostillas)

Nuestra poesía tiene de todo, menos poetas.

Ni modo. Que Heriberto Yépez y el Milenio me saquen canas verdes no les quita que de vez en cuando tengan la boca llena de razón.

Todo comenzó en la columna de la semana pasada de Yépez en Milenio, en la que llamaba la atención sobre un poema de la revista virtual Círculo de poesía. Dicho poema , una suerte de venganza, dependía de llamar homosexuales a los aludidos para denostarlos. Con justa razón, Yépez señala la poesía no es " un abrevadero de lugares comunes y moralina machita". En castizo, que rebajar a tu rival diciéndole que es puto no sólo no es poesía sino una muestra rampante de tu desprecio por los homsexuales.

En pocas horas (el drama podía leerse a todo color en Facebook) el pseudo-poema desapareció del sitio. Ahora aparece en ese mismo diario una respuesta de Alí Calderón a la columna de Yépez en la que sin disculpar el poema (qué difícilmente tiene disculpa aunque se invoquen los espectros de Rimbaud y de Góngora, y el todavía más grande espectro de la libertad), hace notar la razón de fondo que dio origen al malhadado texto:

Pero en realidad, Heriberto, el problema no es de pugna entre grupos sino de la estructura del aparato cultural. En México existe una indeseable urdimbre entre la legitimación literaria (obtención de becas, premios, publicación en editoriales y revistas de prestigio, etc.) y la asignación de recursos económicos. La literatura mexicana mueve dinero. Mucho o poco pero mueve dinero y nadie quiere dejar de percibirlo. El problema es que esa recaudación de legitimidad y dinero sucede en el marco de un sistema de valoración estética fundada no en el texto literario sino en la amistad, el compadrazgo, la clientela. No es cosa nueva, es de siempre: desde Sor Juana y Altamirano, desde Contemporáneos y Octavio Paz.
Para enterarse cómo se llega de un pseudo-poema homofóbico a esto, los invito a leer la respuesta de Círculo de Poesía. De cualquier forma, repito, ya se sacó de línea el texto que provocó la airada reacción de Yépez, quién no saca el dedo de la llaga en su columna de esta semana. "Ese poema responde a otro, aparecido «desde la redacción» del sitio de Letras Libres, escrito por Daniel Saldaña París" que "en algo es irreprochable: posee el récord Guiness del poema más insípido con más prejuicios". Y también: "misoginia, centralismo, homofobia, ninguneo, ya ni siquiera se notan". Hasta ahí el estado de la poetiza.

***

Siendo casi las dos de la mañana, me doy cuenta de que escribo este tipo de notas en gran parte porque no hay otra sitio que reúna todos los enlaces de estas polémicas pasajeras en un sólo lugar.

***

La respuesta de Círculo de Poesía tiene un momento de humorismo involuntario:

Por otro lado, se podría creer en la construcción de una nueva institucionalidad, más justa, más abierta, incluyente y regida por criterios estéticos.

Mucho se ha hablado, en otras partes, del proyecto del Imperialismo Cultural, e proyecto de un mundo donde rigen por sobre todo los ideales estéticos, antes que la ética, la moral, el bienestar, el trabajo o la riqueza. Los seguidores del Imperialismo Cultural preparan, desde hace años, un plan para instaurar la Monarquía Cultural en México. Uno de los puntos claves de la rebelión consiste en derribar la Facultad de Filosofía y Letras para poner en su lugar un laboratorio genético que permita clonar a Jorge Luis Borges, para otorgarle la encomienda de erigirse en Emperador Cultural y elegir a qué otros escritores habría que clonar para formar su cuerpo de asesores literarios.

13 noviembre 2009

FILIJ: Ofertas y desierto

Para los que están en la Ciudad de México, en la FILIJ pueden comprar libros de Rodrigo Fresán, Sebald, Sergio González Ramírez y algunas otras joyitas en 50 pesos. Yo ya me compré los míos.

***


05 noviembre 2009

Lugares comunes, 1

1. Leo divertido la entrada de «lugar común» en la Wikipedia, el tipo de entrada que hace que esta enciclopedia tenga la reputación que tiene:

[El lugar común] presenta una o varias de las siguientes características:

  • Demuestra poca imaginación de quien la expresa. Sustituye la búsqueda de ideas originales o creativas por otras ya gastadas.
  • Claramente es una copia o idea robada de alguien más. Normalmente quien abusa de ellos no tiene imaginacion para nada mas.
  • Frecuentemente usado en el discurso político como herramienta de la demagogia para engañar o maquillar la verdad.
  • Simplifica una idea o concepto que quizá merecería matizarse.
  • Se considera mas util que molestarse en informarse un poco.
2. Hace unos diez años asistí al único taller literario al que he ido en mi vida. Aunque mis recuerdos son muy positivos, no se me olvida la obsesión del taller (y por lo visto de todos los talleres similares) por dos temas: los lugares comunes y las cacofonías. Le tengo especial cariño a dos en los que incurría mucho, «oscuro como boca de lobo» y «blanco como la nieve». En mi vida he visto el interior de la boca de un lobo y cuando años después conocí la nieve el color no tenía nada que ver con el que imaginaba. El miedo a los lugares comunes me llevo a buscar adjetivos extraños, y así, luego cambiaba «oscuro como boca de lobo» por «oscuridad verdosa». Claro que esta última tiene el problema de la cacofonía...

3. Un día en Ghandi paseaba por la mesa de Anagrama. Una persona toma un libro de Vila-Matas, lo abre y lee a su acompañante unas cuantas frases al azar. «Lo ves», dice, «el tipo no sabe escribir. Cinco cacofonías y dos lugares comunes en una sola página».

4. Años después, un amigo de la Facultad de Letras me platicaba que «siempre me piden que presente sus libros. Creen que sé escribir porque no repito palabras y no uso lugares comunes».

5. Un sumario de lo que es saber escribir, a saber: No repetir palabras, no caer en lugares comunes ni cacofonías, evitar los adverbios terminados en -mente, evitar los gerundios, cuidar el uso de «que» e «y». No está de más (aunque eso ya es avanzado) aplicar las reglas de la gramática prescriptiva. Luego tome un libro de Arlt, de Felisberto Herández, Bolaño, de Cortázar, de Vila-Matas o de Javier Marías, léalo a conciencia y caiga en cuenta que saber escribir es otra cosa.

03 noviembre 2009

Murphyiana

Si el papel dice que la cocina se entrega en horario abierto de 10:00 am a 8:00 pm, llegará a las 8:05 pm.

Providence...

Me entero con alegría que Juan Francisco Ferré ha quedado finalista en el Premio Herralde de novela con una novela que lleva por título Providence. Desdé acá mis más emotivas felicitaciones (estoy tan contento que parece que yo me lo gané). Lo bueno de ser un fanboy es que me emociono mucho cuando uno de mis bloggers favoritos se hace con un premio.

Parece que este año valdrá la pena leer los Herraldes.

02 noviembre 2009

Leyendo...

Después de un azaroso viaje por Pregúntale al polvo, vuelvo a los tabiques que amenazan con vencerme: Godel, Escher, Bach y Borges. Verónica me regaló otro tabique para mi cumpleaños, El hombrecillo de los gansos, de Jakob Wassermann, que leo con iguales dosis de asombro y perplejidad. Hay unas similitudes muy curiosas entre el libro de Wassermann y el de Fante, de las que con todo y las porras que le echa Bukowski a uno, Wasserman es el que sale ganando. Aunque también Bukowski nunca ha sido santo de mi devoción. Al igual que Carver (del que Fante también fue precursor), Bukowski sabía contar sólo una historia. Lo hacía muy bien, pero siempre es la misma historia. Paul Auster (que no viene al caso salvo por lo que sigue) también cuenta siempre la misma historia, con los mismos personajes y unas operaciones narrativas mínimas. Es una suerte de Woody Allen literario en ese sentido.

Borges me estoy conformando con nunca terminar de leerlo, aunque es un poco como leer la Biblia; hay chismes y puñaladas por la espalda interrumpidos por joyas de sabiduría. Y Godel, Escher, Bach me duerme. No por aburrido, sino porque la concentración que hace falta a ratos para entenderlo me relaja y me quedo dormido. Luego sueño con demostraciones matemáticas y con pinturas de Escher y con House of Leaves. Podría arrancarle la portada a Godel, Escher, Bach y venderlo como The House of Leaves Companion.