Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2010

Escribir en marzo, 1

Durante cuatro años, del 2002 al 2006, intenté escribir una novela. Todavía hay en el disco duro de mi computadora unas 1,000 cuartillas de escenas, notas, esbozos de personajes y garabatos de ese proyecto inacabado. Me resisto a borrarlas porque algunos de esos fragmentos se vuelven cuentos o reflexiones o ideas para otras cosas y también porque francamente si algo sobra es espacio de almacenamiento.

Empecé a escribir esa novela un poco por desesperación, porque tenía la idea un libro que quería leer pero no encontraba por ninguna parte, así que decidí escribirlo. Más bien, intenté escribirlo. No tenía ni la menor idea de cómo hacer una novela: pensaba que sí, porque había leído muchas, pero la verdad es que no sabía en que me estaba metiendo. Recuerdo muy bien, por ejemplo, el momento en que el protagonista de la novela se despierta en su casa, descubre que su mujer lo ha dejado y sale a la calle. Lo recuerdo muy bien porque levantar al personaje de la cama fue una tarea titánica. No…

La muerte del cuento, 1 (¿Qué hace a un cuento, 2?)

Esta nota es una respuesta a un comentario de Edilberto Aldán, sobre la idea de la muerte del cuento que mencioné en una nota anterior, aunque la reflexión fue algo que me empezó a dar vueltas en diciembre, tras escribir una nota sobre el ganador del Juan Rulfo de RFI del año pasado, que es a su vez una respuesta a un comentario de Daniel Espartaco en el blog de HermanoCerdo.


1. ¿Que será que se muera el cuento? Los géneros literarios no son para siempre. La poesía épica lleva unos quinientos años de no estar en boga, y el siglo pasado se encargó de asestar la estocada de muerte a la poesía medida. También ha pasado el tiempo del género epistolar, de la novela de folletín y de los sermones. Ya entrados en gastos, la ciencia ficción como subgénero tampoco da muchas señales de vida.

1a. Lo más fácil es decir que ningún género está realmente muerto. Qué todavía se escriben sonetos, que alguien está escribiendo un enorme poema épico justo en este momento, que Los tres mosqueteros no han pas…

Y en abril (y una desviación parentética sobre la muerte del cuento)

Escrito a las 4 de la mañana

Los lectores habituales de esta memoria habrán notado que en último par de meses ha bajado un poco el ritmo de publicaciones (aunque si les urge, pueden leerme en otras partes). Las razones han sido variadas: se atravesó un buen proyecto de trabajo, organicé un concurso de diseño de juegos (no muy bien, la verdad sea dicha) y luego me lancé a escribir y revisar un larguísimo poema. Esta última tarea me dejó bastante agotado física y mentalmente, aunque de momento estoy bastante orgulloso del resultado. Ya volveré a él en un par de meses para ver si sigo pensando lo mismo.


Aunque no viene mucho al caso, mi premio por terminar el poema es jugar Mother 3.

Ahora, en abril, me toca ponerme a revisar y terminar la novela que escribí hace unos años para el NaNoWriMo. Así que no tengo ni idea de cuánto tiempo podré dedicarle a la memoria. Lo malo de este proyecto, como quiero terminar la novela para un concurso, es que no puedo compartir los pormenores por acá. Eso m…

La Tempestad 71

Como siempre, por Guillermo me entero de la inminente salida de La Tempestad 71. La revista puede consultarse en línea y pronto estará disponible en su Sanborns favorito, así como en los más selectos expendios de revistas. En este número colaboro con una reseña de El fin del mundo y un despiadado País de las Maravillas de Haruki Murakami, que es uno de los autores de cabecera de Verónica y que a mi no me viene nada mal. Tengo el enorme gusto de compartir créditos en este número con Juan Francisco Ferré, que escribe un texto brutalmente interesante llamado "Anatomía de un narrador mutante", que por sí solo vale el precio de la revista. Qué decir, salvo que salir en la misma revista que Ferré me hace dar brinquitos de alegría.

Por si fuera poco, aparecen textos críticos sobre La novela luminosa, El Gran Vidrio y El último lector (el de Piglia, aunque yo creo que el de Toscana es mucho mejor). Para que luego no le digan que la literatura latinoamericana está muerta, también se i…

Génesis

Acaba de salir, en la revista [out of nothing] una traducción este poema de Luis Panini, que originalmente apareció en la Metrópolis (octubre de 2009), que reproduzco aquí con permiso del autor:

Génesis (4x3x2x1)
pelos piel uñas lengua. lengua uñas pelos piel. piel lengua pelos uñas. pelos piel lengua uñas. uñas piel pelos lengua. lengua piel pelos uñas. piel pelos lengua uñas. pelos lengua uñas piel. lengua pelos uñas piel. piel uñas lengua pelos. pelos uñas lengua piel. uñas lengua piel pelos. uñas lengua pelos piel. piel lengua uñas pelos. pelos uñas piel lengua. pelos lengua piel uñas. lengua piel uñas pelos. lengua pelos piel uñas. piel pelos uñas lengua. piel uñas pelos lengua. uñas piel lengua pelos. uñas pelos lengua piel. lengua uñas piel pelos. uñas pelos piel lengua.

Mitos del e-book

1. No me queda nada claro por qué los libros electrónicos habrían de costar menos que los libros en papel. Tampoco por que los autores piensan que deberían recibir un mayor porcentaje de regalías (o de derechos de explotación) por un libro electrónico que uno de papel, si su contribución es exactamente la misma. Para el caso, nunca he entendido el argumento de que el porcentaje que le toca al autor es demasiado bajo en la actualidad.

2. De momento, los artefactos como el Kindle no dejan de tener un interés reducido. No son iPods ni iPhones. ¿Por qué alguien que lee dos libros al año gastaría 600 dólares en un Kindle, en vez de 25 dólares en dos libros de papel? Hasta el día en que los e-readers no tengan las capacidades técnicas para sustituir a los libros de texto (¿5 años? ¿8 años?) no van a ser de consumo masivo.

3. ¿Hasta cuando se acabará esta estúpida obsesión por la "piratería"? No existe un sólo estudio que muestre cuanto más ganarían los dueños de los derechos morales…

En expansión

De un año acá, se ha duplicado el número de lectores de esta memoria electrónica. Es un cálculo algo a la ligera: las visitas directas crecieron un 50%, pero las suscripciones se han triplicado. A más de 5 años de haber comenzado esta memoria, no tengo ni la menor intención de dejar de escribirla.

También, hace un buen rato me aburrí de jugar con la plantilla de la página (los suscriptores no la ven nunca, para el caso) y solo de vez en cuando pienso en cambiar la imagen de la mariposa por alguna otra. Creo que lo único que me molesta es mantener actualizada la lista de enlaces, así que haré una pequeña modificación por ahí.

Gracias a todos por leer y a veces hasta comentar.

Acerca de Los Muertos

Aunque todavía faltan algunas semanas para su estreno en la Unión Americana, ya puede conseguirse por los canales habituales el capítulo piloto de la nueve serie de Fox, Los muertos (The Dead), creada por Mario Alvares y George Carrington y que el estudio ha publicitado como "la serie que Lost no se atrevió a ser". Hace un par de días apareció el capítulo en un conocido sitio de descargas por torrent (el que tiene un Jolly Roger como logo) y desde entonces se han acumulado más de diez millones de descargas. La reacción en Internet no se ha hecho esperar. Si bien algunos señalan que es "la primera teleserie del siglo XXI", "una digna heredera de la tradición de Cervantes, Borges y Nabokov", otros han hecho notar "que es una serie derivativa, el típico pastiche posmoderno, el nuevo Smallville de Fox". Claro que estas últimas declaraciones han sido realizadas por ejecutivos de ABC, que están viendo como el proyecto que en primera ellos rechazaron e…

Dos caminos, de Paul Medrano

1. Hace unos meses estaba sentado en la FIL en la presentación de Señales que precederán al fin del mundo de Yuri Herrera. La sala de la presentación estaba muy lejos de la entrada, así que pensé que estaría vacía, pero me encontré con un salón atiborrado. Al final de la presentación, Yuri aprovechó para leer un fragmento. "Voy a aprovechar que la sala está llena", dijo. Y leyó. Las palabras volaron como una patada a los dientes.

2. Hace una semana, fui con Verónica a la presentación de Dos caminos, de Paul Medrano. Llegamos una media hora antes, pues tenía motivos para sospechar que de otra forma no íbamos a entrar a tiempo. Mientras deambulaba por el stand de Colofón, me crucé con Paul. Me preguntó donde podía encontrar Señales que precederán al fin del mundo y le dije que buscara en Sexto Piso, que era el distribuidor. Se veía muy nervioso. Después de charlar un rato, decidimos dejarlo caminar para ver si se le pasaban los nervios.

2a. Veinte minutos después, la madre de Pa…

La semana pasada

Tuve el gusto de asistir a sendas presentaciones de Rápidas variaciones de naturaleza desconocida de Edilberto Aldán y Dos caminos de Paul Medrano. Algo raro pasó en ambas presentaciones: no fueron aburridas. ¿Será que tienen futuro las presentaciones de libros? La clave son los textos breves y al punto, todo indica. En la presentación de Dos caminos también se presentó un poemario y el presentador me quitó todas las ganas de acercarme al libro.

Empecé anoche a leer Dos caminos y la estoy disfrutando mucho. Si se la encuentran por ahí (la edita la UNAM, así que la distribución será cuando menos azarosa) cómprenla.