Ir al contenido principal

Every Love Story Is A Ghost Story, de D.T. Max

Every Love Story Is A Ghost Story, de D.T. Max es la primera biografía publicada del autor de Infinite Jest. El autor demuestra una buena capacidad para investigar y documentar la vida de Wallace. La prosa es irregular, aunque la mayor parte del tiempo es funcional. La historia de Wallace, desde su nacimiento hasta el momento de su muerte, ni más ni menos, es excelente.

Max tiene dos grandes aciertos en este libro:

El primero es no suponer que los lectores conocerán toda la obra de Wallace (aunque dudo que alguien que no sea fan compre esta biografía). Cada libro se presenta con un resumen de su contenido, un análisis de su primera recepción y del contexto literario en el que se creo y publicó. Así, también es una pequeña biografía de los últimos 20 años de la literatura latinoamericana desde el punto de vista de uno de sus creadores. Además, el lector avezado reconocerá los libros páginas antes de que aparezca el título con el que se publicó gracias a los guiños de Max. Es un detalle que agradeceran los conversos y los gentiles pueden ignorar sin perderse de nada.

El segundo acierto, que me parece crucial para el éxito del libro, es la capacidad de D.T Max para no levantar ningún juicio sobre la vida de Wallace. Eso es my bueno porque la figura de Wallace no es nada halagadora: mentiroso compulsivo, misógino, obsesivo e iracundo, el autor de Oblivion podía tomar material para sus historias (anédotas, frases, personajes) sin ninguna contemplación, lo cuál lo lleva a tener problemas legales en más de una ocasión. Su adicción al alcohol y a las drogas, así como su recuperación, recibe el mismo tratamiento. Max se limita a contar lo que sabe (y a contrastarlo con lo que Wallace decía que pasaba). El único momento en el que esta falta de juicio flaquea es cuando intenta dilucidar las razones por las que el escritor deja el Nardil, la droga que mantenía su depresión a raya, meses antes de su suicidio. Sobra decir que no es muy convincente.

Tampoco es muy convincente la postura crítica que toma sobre la obra de Wallace. No estoy muy seguro de que esto se deba a una verdadera inocmprensión. Creo que el biógrafo buscó ante todo ser claro y presentar sólo lo necesario para comprender las relaciones entre la vida de Wallace y su obra. En gran parte, logra ese objetivo. Las conclusiones quedan en mayor parte del lado del lector.

Para el fanático de DFW, este es un libro que hay que leer. Funciona muy bien en conjunto con Although Of Course You End Up Becoming Yourself de David Lipsky, aunque (porque) las divergencias entre lo que Wallace cuenta y lo que en realidad pasó pueden ser a veces escalofriantes.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…