Ir al contenido principal

Un precio para dominarlos a todos

Un Anillo para gobernarlos a todos
Un Anillo para encontrarlos,
un Anillo para atraerlos a todos y atarlos en las tinieblas
en la Tierra de Mordor donde se extienden las Sombras

J. R. R. Tolkien

Hablar de la ley del libro, es, casi siempre, hablar de un aspecto muy específico de la ley: el precio único. Un precio para dominarlos a todos, un precio para atraerlos a todos y atarlos a las tinieblas del monopolio, según argumentan los detractores a la ley. Nada explica mejor la forma de pensar de los enemigos del precio único que la siguiente nota, de la agencia EFE, referente a la situación de España:

Calvo quiere prohibir los descuentos a los libros para no convertirlos en "mercancías"

[…]La propuesta central de la nueva ley consiste en prohibir la competencia entre librerías para ofrecer descuentos a los lectores. El Ministerio impondrá "el precio único de los libros –no fijo, porque los precios cambian con el tiempo–".

[…]No más caros, pero tampoco más baratos (Nota completa)

Nótese la malicia con la que se escribe el encabezado. Primero, las comillas rodeando la palabra “mercancías”, que no deja muy bien parada a Carmen Calvo, ministra de Cultura española, la cual, siempre de acuerdo al encebazado, quiere “prohibir los descuentos”. Es decir, que es una idea suya, casi como un capricho y por lo tanto no es una idea del Ministerio de Cultura, que no ha hablado con otros Ministerios, ni con libreros ni con editores (aunque el cuerpo de la nota diga lo contrario). Lo más importante, esta ley tiene el terrible propósito de “prohibir los descuentos” y no de fijar un precio único.

Huelga decir que la nota no se molesta en explicar porque el precio único podría beneficiar al lector, pero si le alcanza el espacio para aventarse la puntada de decir que los libros no serán más caros, pero tampoco más baratos (sino todo lo contrario, habrían agregado aquí en México). “Más baratos” es aquí la palabra clave, porque el precio único parece atacar la base misma de la sociedad: el sacrosanto derecho del consumidor a conseguir un mejor precio.

Nadie piensa aquí en el sacrosanto derecho del lector a conseguir un mejor libro. Esto atiende a una razón obvia pero paradójica. Los que atacan la ley libro quieren fervientemente un descuento a la hora de comprarlos, esto es la parte obvia; digo que es también una razón paradójica porque luchan por el descuento para comprarlos, pero después no los leen.

* * *

Para entender claramente los argumentos a favor de la ley del libro, lo mejor es leer un artículo publicado en Letras Libres, “Librerías y precio fijo” y después seguir con “La ley del libro en México”, que a pesar de llevar el nombre del país, se podría aplicar a otras partes.

Comentarios

fabricadepolvo dijo…
¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura! ¡Becas de lectura!
Isabel Romana dijo…
Los informadores saben muy bien cómo desacreditar un hecho o una persona desde el principio. En cualquier caso, entiendo que esta ley pretende defender una infraestructura tan fundamental para la difusión del libro como las librerías. Y la idea de que no se consideren los libros simples "mecancías" me parece adecuada, sobre todo porque es así como las tratan en los grandes almacenes (que, esos sí, ofrecen descuentos en los libros...¡y qué libros). Saludos cordiales.
Edgar: ¡Becas de lectura!
Isabel: Valdría la pena preguntarse quien y cuanto pagó para redactar esa nota.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

Una semana de dieta crudivegana

Hice una semana de dieta crudivegana y lo creerás lo que pasó después Llevo una semana comiendo sólo frutas y verduras crudas. Ha sido una semana muy difícil y quiero compartirles algunas cosas:
Nunca tuve mucha hambre. Quizá lo que más me llamó la atención de la dieta es que pensé que iba a morir de hambre pero nunca fue así. Lo que sí me dio fue bastante ansiedad. Los primeros tres días fueron bastante normales pero los últimos días juro que podía oler la carne cruda desde un extremo del mercado al otro. Soñé con filetes, hot cakes, espagueti con camarones y frijolitos con arroz. Sí, soñé todos los días con comida cocidaLa comida no tiene mucha variedad. A pesar de que tenía tres menús diferentes ya para el tercer día estaba harto de la comida: había que elegir entre distintas formas de cortar, picar o licuar los alimentos pero siempre eran los mismos alimentos base. Habrá quien adore el jitomate o las espinacas, pero si no estás preparado para comerlas todos los días no durarás muc…