Ir al contenido principal

La trama del Huso de Natalia González Gottdiener

Llegué tarde a la presentación, así que no tuve oportunidad de escuchar ninguno de los veinte poemas que componen este libro. Eso sí, tenía una enorme predisposición a que fueran terribles. Asistir a la presentación de un poemario casi es augurio de desastre y más si la autora es tu compañera, estudiante de Letras en la UNAM. Así que estaba preparado para poner mi mejor sonrisa hipócrita y decir que el libro me parecía ¡ma-ra-vi-LLO-so! aunque fuese el equivalente poético a una patada en la boca.

Afortunadamente, estaba muy equivocado. Los poemas que componen La trama del Huso son poemas serenos, de versos tranquilos y reflexionados. Los temas de los poemas, el desgarramiento del tiempo, la nostalgia, el deseo sin insatisfecho, se presentan de forma concreta, sin aspavientos, pero con buena música y buena intención. Son, en otras palabras, poemas verdaderos y no líneas cortas escritas en la servilleta de un café de Coyoacán. Poemas, también, para degustarse uno por uno o en conjunto, acompañados por los atinados dibujos de Laura García Renart, que agregan profundidad y se comunican amablemente con los poemas de Natalia, sin estorbarles.

El libro, producido por una editorial pequeña, La mirada del agua, tiene un admirable cuidado en todas y cada una de sus páginas, lo cual no deja de extrañar en esta época de editores aficionados, de casas grandes y pequeñas. La trama de Huso brilla también por la atención que se le ha puesto al detalle.

Este es el primer poemario de Natalia González, y es suficientemente bueno para augurarle un futuro en la poesía. Es decir, no cabe esperar aquí al poema que cambie el destino de las letras mexicanas, pero si una voz fresca, joven, pero no por eso inmadura, que presenta su propuesta sin vacilación y también sin vanagloria, lo que es, sospecho, la intención de la autora. En definitiva, un poemario que da gusto leer.

Eso sí, también sospecho que un poemario un tanto difícil de conseguir. Lo mejor sería contactar directamente a la autora, que mantiene su propio librillo de memorias en Sombra del instante. Si le dicen que viene de mi parte les dará un descuento especial.

Los dejo con el más breve de los veinte poemas de La trama del Huso:

ADAGIO

Natalia González Gottdiener

Tu boca

ese pequeño abismo

me devora lentamente.

Comentarios

Anónimo dijo…
Hola René,

en primer lugar gracias por comentar en mi blog TannHäuser y otorgarle tu voto en House of the Blogs.

Veo que lo tuyo -y de alguna de tus conocidas- es la literatura, así que de vez en cuando me iré pasando por aquí. Siempre está bien compartir impresiones y textos con quienes aspiran a escribir.

Saludos.
Diana dijo…
René, gracias por la reseña, yo quería ir pero como bien dijiste las presentaciones de libros no son mi fuerte. Gracias por la recomendación, cómo siempre y te mando un gran gran agrazo y mis mejores deseos pa'l 2007.
Hola René. En efecto, el 23 fue el último día del 2006 que navegué. Te agradezco verdaderamentela reseña. Y me agrada que "La trama..." te haya guastado. Incluiré tu dirección en uno de los post nuevos, para que no quede en el subterraneo de los comentarios. Serán cuatro post cada vez e intentaré cambiarlos cada quince días. Mantener el mismo tema en el mes o cambiarlo, según la demanda jejeje ;-)Esperaré tu visita.

Escribir para mí es eso; y compartirlo con ustedes. Me molestá cuando los "poetas" no toman en cuenta que su trabao será lugar de la mirada. Y que la mirada da más luz, da el intercambio, acrecenta el conocimiento. Muchos saludos. n2g

Entradas más populares de este blog

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009 , otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano» , con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar: Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el t

Bohemian Rhapsody

Primeras impresiones de Bohemian Rhapsody Ok. Bohemian Rhapsody . Esta película me provoca sentimientos encontrados. Tiene muy buena factura. Algunos de los efectos especiales no son de la mejor calidad, pero es una biopic con efectos especiales: eso habla de un deseo de contar la historia de la mejor manera posible. El diseño de arte y el vestuario soberbios. Quizá dignos de un Oscar. ¿Pero la historia? No puedo ser nada objetivo porque no sólo me sabía la letra de todas las canciones, también sabía todas y cada una de las cosas que iban a pasar, incluyendo muchos de los diálogos. Pero me queda la impresión de que la historia nos queda debiendo mucho. Quizá sea el cambio de director a media producción, quizá la intromisión de los miembros sobrevivientes de la banda que cuidan demasiado la imagen de Mercury, quizá sea, como dice Brian May a media película, que las audiencias norteamericanas –para las que existe esta cinta– son puritanas en lo público y perversas en lo privado, pero

Una semana de dieta crudivegana

Hice una semana de dieta crudivegana y lo creerás lo que pasó después Llevo una semana comiendo sólo frutas y verduras crudas. Ha sido una semana muy difícil y quiero compartirles algunas cosas: Nunca tuve mucha hambre . Quizá lo que más me llamó la atención de la dieta es que pensé que iba a morir de hambre pero nunca fue así. Lo que sí me dio fue bastante ansiedad. Los primeros tres días fueron bastante normales pero los últimos días juro que podía oler la carne cruda desde un extremo del mercado al otro. Soñé con filetes, hot cakes, espagueti con camarones y frijolitos con arroz. Sí, soñé todos los días con comida cocida La comida no tiene mucha variedad . A pesar de que tenía tres menús diferentes ya para el tercer día estaba harto de la comida: había que elegir entre distintas formas de cortar, picar o licuar los alimentos pero siempre eran los mismos alimentos base. Habrá quien adore el jitomate o las espinacas, pero si no estás preparado para comerlas todos los días no dura