Ir al contenido principal

De Chimal y Los esclavos


[Lo de la esquina inferior es mi dedo. Si se ve algo morado es porque me acabo de machucar con una puerta.]

Vengo llegando de la presentación de Los esclavos de Alberto Chimal. Como siempre me pasa con las presentaciones de libros, apenas me había sentado y comenzó a hablar el primer presentador, BEF, me pregunté ¿y qué hago aquí? Me choca que los presentadores digan que ya no quieren presentaciones solemnes y quieren romper con el esquema, para después hacer una presentación solemene y seguir con el esquema (sí sirve de consuelo, se veía nervioso). Luego habló el otro presentador, J. M. Servín, que fue menos solemne sin la necesidad de advertir que lo sería. Pero me hubiera gustado que hubieran dejado hablar más a Alberto. Hay algunos escritores que parecen escupir sabiduría (o al menos cordura) cada vez que hablan y Alberto Chimal es uno de ellos. Habló un poco sobre el camino que lo llevo a ésta, su primera novela, y resultó bastante interesante.

En fin, que estaba sentado y me pregunté ¿qué hago aquí? Luego ya con el autógrafo que se ve en la fotografía la respuesta empezó a perfilarse. Las cervezas frías ayudaron también. Una cerveza en la compra del libro, ¡muy buena idea! (No tomo, pero con el calor que hay en la ciudad cualquier cosa fría es ganacia.) Después cené delicioso con Aus y Enrique (les debo el blog) y el ¿a qué fui? me quedaba cada vez más claro.

Entonces llego a mi casa, enciendo el ordenador, me reclino en la silla y comienzo a leer Los esclavos. Y entiendo a que fui. Y valió la pena.

Comentarios

Luis Portugal dijo…
Hola
Tiene un buen blog.
Lo siento no escribir más, pero mi español es malo escrito.
Un abrazo de mi país, Portugal
Hola René

Al amanecer, antes de salir de casa, leo un cuento. Luego, dentro de una botella bien tapada lo lanzo al mar y así dejo un rastro para poder regresar. Preparo entonces un morralito y me voy de paseo por la red en busca de contadores de cuentos, letras nuevas, fabuladores, nuevos amigos, para aprender y compartir.

Te invito para que pases por mi Casa, espero que lo que estoy leyendo te guste tanto como a mí.

Saludos desde Mérida-Venezuela.
Jabier.
Desde que Chimal lo anunció en su bló estoy esperando que traigan ese libro a Guadalajara, pero nada... sólo prolongan la espera, ¿por qué?

Y bueno, esperemos que si hacen presentación por acá, los organizadores traerán también chelas. Me da gusto que haya valido la pena, es un augurio favorable.

Saludos desde la hoguera

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…