Ir al contenido principal

30 libros: uno de un nobel



El Evangelio según Jesucristo, de José Saramago



Paso número uno: Entrar a la Wikipedia a buscar una lista de Nóbeles. Es claro. Los suecos y yo no tenemos los mismos gustos. En algunos casos, me pregunto ¿en qué diablos estaban pensando? Consideré un buen rato poner aquí la traducción de Beowulf de Seamus Heaney, pero creo que sería hacer trampa. Así que tengo que elegir entre dos opciones seguras, Saramago o Faulkner. Pero después de un examen arduo de conciencia, decido que no tengo nada que decir sobre Faulkner. Ni siquiera podría pronunciar su nombre sin sentir que estoy en un comercial de William Lawson's. Así que me decido por José Saramago.

Paso dos:  Tengo una extraña relación con Saramago. Creo que José Saramago es lo que pasa cuando el posmodernismo deja de ser experimentación y se vuelve pura convención; lo que pasa cuando la idea de ser escritor se reduce a no poner guiones a los diálogos. Esto no siempre fue así. Cualquier cosa que Saramago escribió antes de 1996 es bastante buena. Después, pasó algo —recibió el Nobel del año 1998— y no volvió a ser lo mismo.

Paso tres: De entre todos los libros que he leído de Saramago, el que más me gusta por mucho es El Evangelio según Jesucristo, porque es el único abiertamente gracioso. Me reí mucho mientras lo leía y sería el único libro suyo que volvería a leer.

Cuando conocí a Saramago me pareció un viejito muy triste que cargaba el peso del mundo en sus hombros. Me daban ganas de regalarle una paleta y decirle que todo iría bien. El Saramago de El Evangelio tendría que ser otra persona, un hombre más alegre, más optimista, que todavía tenía fe en las palabras.

Esta nota forma parte de la serie de 30 libros.


Comentarios

Luis Panini dijo…
"Todos los nombres", René. "Todos los nombres" es su obra maestra.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…