Ir al contenido principal

Zambra y Postpoesía



En el último número de Letras Libres (repito, sorprendentemente bueno) Alejandro Zambra escribe una suerte de reseña de Postpoesía de Agustín Fernández Mallo.

Para aquellos que han vivido debajo de un tocón el último año, Postpoesía, hacía un nuevo paradigma, quedó finalista en el Premio Anagrama de Ensayo y es una formulación teórica de los preceptos que llevaron al autor a crear obras como la trilogía Nocilla y Yo siempre regreso a los pezones y al punto 7 del Tractaus, que son muy difíciles de conseguir en México. Aunque muchos no lo bajan de charlatán, tanto en sus obras poéticas como en este ensayo, Fernández Mallo plantea la idea de que la poesía como la conocemos ha llegado a un desgaste total, debido a que ha permanecido cerrada a toda influencia exterior por demasiado tiempo. Sí, como dice Milorad Pavic en el Diccionario Jázaro, “Un libro puede ser como un viñedo regado con lluvia o uno regado con vino”, la poesía ha sido regada tanto tiempo con su propio fruto que se ha transformado en vinagre. La verdad o falsedad de esa afirmación es lo que el ensayista defiende a lo largo de Postpoesía, que además propone una posible solución al mencionado desgaste.

Por todo lo anterior, no me deja de extrañar el comentario de Alejandro Zambra:

Casi nada de lo que los autores proponen –es sólo un autor, en realidad, Agustín Fernández Mallo, pero ocupa con tanta frecuencia la primera del plural que cualquiera se confunde–, casi nada de lo que el autor propone, digo, es válido para la poesía latinoamericana.
Quizá haya tanta dubitación en esa frase porque ni él mismo se lo cree. Si bien admite no conocer la poesía española contemporánea (lo cual me hace cuestionar la pertinencia de que haya sido él quien reseñara este libro), a Zambra le parece que nada de lo que el ensayo dice aplica a nuestra realidad e incluso le parece antiguo. Por supuesto, el reseñista presenta ejemplos de lo que el ensayo llamaría poesía expandida, pero incluso al lector de poesía de a pie le sonarán a excepciones. El resto de la poesía latinoamericana cae dentro de lo que Fernández Mallo poesía convencional y se le podrían aplicar los mismos cuestionamientos a los que sujeta el autor a la poesía española. Bastaría mirar la polémica en torno a Tríptico del desierto, que se comentó de manera extensa en esta memoria, para observar que los valores que se enarbolan al hablar de poesía hoy, en México, poco tienen que ver con "estas propuestas tan razonables" —como bien dice Zambra— y mucho con todos los elementos que Fernández Mallo critica, con razón o no, en su ensayo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…