Ir al contenido principal

El final de la literatura


¿Qué es lo que esperaban encontrar aquí, en este mundo menguado? ¿Por qué insisten en construir, si saben que la destrucción es inevitable? ¿Por qué ansían vivir, cuando saben que todas las cosas perecerán? ¿De dónde vienen los sueños, la esperanza, la vida? ¿A dónde van? Todas estás cosas... Yo las destruiré.

Comentarios

Omar Piña dijo…
Fukuyama advirtió sobre el final de la historia... en 1900, se pronosticaba la colisión de un cometa con el planeta Tierra... en fin, como escribía Alberti en "El Bosco": el diablo hocicudo/ ojipelambrudo/ cornicapricudo..." sigue haciendo de las suyas.
Saludos.
No soy nadA dijo…
oooie no, me tienes ahì como gabriela ponce de leòn, si el apellido que tiene màs chachè es el primero...
No soy nadA dijo…
oooooie y por què no me habìas dicho que no te tenìa un link en allà, ya ves còmo eres.
Oscar: y las que seguirán...

Yo creo que ese cometa sí impactó, sólo que no nos hemos dado cuenta.

Sv Alteza:

Si no tiene otro apellido es porque suponía que era su segundo nombre. Ya está corregido el asunto.
Agoran dijo…
te falto agregar... mwahahahaha!
Pablo Paniagua dijo…
"Da la sensación de que una parte de los involucrados en el proceso editorial (escritores, agentes literarios, editores, críticos y periodistas), están planeando y ejecutando la muerte de la literatura, su asesinato, mientras los lectores, alienados por la simulación, aplauden como si estuvieran viendo tal acto sentados frente a un televisor. Es la “cultura del entretenimiento” la que se superpone a la “cultura del pensamiento”, donde enanos mentales, como Francis Fukuyama, tan festejado por los medios de comunicación de masas, son los grandes pensadores de la Época Supermoderna."

Extracto del "Manifiesto para una nueva literatura independiente".

PS: Francis Fukuyama no advirtió sobre el final de la historia, pues lo único que hizo fue copiar textualmente a Hegel en el enunciado de tal declaración.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

Una semana de dieta crudivegana

Hice una semana de dieta crudivegana y lo creerás lo que pasó después Llevo una semana comiendo sólo frutas y verduras crudas. Ha sido una semana muy difícil y quiero compartirles algunas cosas:
Nunca tuve mucha hambre. Quizá lo que más me llamó la atención de la dieta es que pensé que iba a morir de hambre pero nunca fue así. Lo que sí me dio fue bastante ansiedad. Los primeros tres días fueron bastante normales pero los últimos días juro que podía oler la carne cruda desde un extremo del mercado al otro. Soñé con filetes, hot cakes, espagueti con camarones y frijolitos con arroz. Sí, soñé todos los días con comida cocidaLa comida no tiene mucha variedad. A pesar de que tenía tres menús diferentes ya para el tercer día estaba harto de la comida: había que elegir entre distintas formas de cortar, picar o licuar los alimentos pero siempre eran los mismos alimentos base. Habrá quien adore el jitomate o las espinacas, pero si no estás preparado para comerlas todos los días no durarás muc…