Ir al contenido principal

¡Malditos ladrillos!


Algunos libros son, literalmente, los ladrillos con que se construye la literatura. Cada uno de esos libros no sólo representan una gran historia, sino también una gran inversión de tiempo. Justo ahora me encuentro atorado entre varios libros-ladrillo, clásicos y contemporáneos. ¡Qué razón tenía Calvino al hablar de la ligereza como una virtud del nuevo milenio! Estos ladrillos no sólo toman su tiempo; su transporte se vuelve complicado y a veces incluso sostenerlos frente a los ojos se hace cansado.

Un libro-ladrillo también es un compromiso. Una vez llegado a la mitad, uno siente que debe terminarlo, por pura dignidad. Me encuentro atrapado entre varios ladrillos y no me decido por cual leer. Quisiera poder decidirme por un libro ligero, quizá un libro teja o un libro nube. Los libros por partes siempre se me han hecho una mala idea, pero debo admitir que tendría mejor disposición para leer al Quijote o En busca del tiempo perdido si tan sólo sacar el libro del estante no resultara una monserga. Por el lado de Guermantes lleva esperándome dos años, pero su bulto, la letra pequeña (y para que negar, los párrafos tan largos) me han impedido acercarme un poco más al misterio de la magdalena.

Me gusta leer en el transporte, pero los libros ladrillos no se dejan leer así. La gente te mira igual o peor que si entraras con una canasta llena de gallinas -- incluso, mal de males, piensan que eres un estudiante de medicina. La promesa de los libros electrónicos, para mí, radica en cargar una sola página, delgada, liviana, pero que pueda ser todas las páginas inscritas en la Biblioteca de Babel. Será, también, bueno para los bosques. No creo ser la única persona que duda en abrir el Quijote por miedo a una lesión vertebral.

Al margen. Se aceptan recomendaciones de libros ligeros: novelas, cuentos, ensayos y crónicas de viaje, de autores vivos, de preferencia, o de autores muertos que parezcan vivos, es decir, que me pudiera poner a platicar con ellos al menos en los sueños. También se aceptan recomendaciones de poesía, pero sólo si el autor es checo, polaco o serbio.

Comentarios

ÓL dijo…
El libro de la imaginación de Edmundo Valadez.
Gracias. Buena idea, sobre todo porque tengo 40% de descuento para comprarlo :D
Iba a recomendarte mi libro Devoción, me convencía mientras llegaba al último párrafo de ésta entrada, me decía: "Claro,dile que lo lea, es ligero, es liviano, casi virtual y perecedero... de maravillosa manera,justo al llegar a las dos últimas lineas me doy cuenta que ni checa, polaca o serbia; incluso, creo que ni poesía... Así que puedo recomendarte Estructuras y funciones del discurso de Teun Van Dijk ;)

Un beso
Moira, dudo mucho de las buenas intenciones de sugerir a Van Dijk como lectura ligera...

Y lo siento por lo de tu libro. Pero la pertenencia a la Europa Oriental de los poetas es una característica obligatoria :P

Saludos
David dijo…
Si te sientes de anime a novela policiaca "mexicana", cualquiera de Belascasrán Shayne, de Paco Ignacio II (empezando por "Diás de Combate").

Si no, ¿que tal recordar a Julio Verne? siempre me trae una sonrisa a los labios.
fabricadepolvo dijo…
Ahora que Pablo de Santis seguramente se volverá una celebridad, no estaría de más checar sus novelas que parten del mundo del cómic, de la historia, de la novela policiaca, de lo esperpéntico, del cine de ciencia ficción, a saber: El teatro de la memoria, La traducción, Filosofía y letras, El calígrafo de Voltaire, etc.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

Una semana de dieta crudivegana

Hice una semana de dieta crudivegana y lo creerás lo que pasó después Llevo una semana comiendo sólo frutas y verduras crudas. Ha sido una semana muy difícil y quiero compartirles algunas cosas:
Nunca tuve mucha hambre. Quizá lo que más me llamó la atención de la dieta es que pensé que iba a morir de hambre pero nunca fue así. Lo que sí me dio fue bastante ansiedad. Los primeros tres días fueron bastante normales pero los últimos días juro que podía oler la carne cruda desde un extremo del mercado al otro. Soñé con filetes, hot cakes, espagueti con camarones y frijolitos con arroz. Sí, soñé todos los días con comida cocidaLa comida no tiene mucha variedad. A pesar de que tenía tres menús diferentes ya para el tercer día estaba harto de la comida: había que elegir entre distintas formas de cortar, picar o licuar los alimentos pero siempre eran los mismos alimentos base. Habrá quien adore el jitomate o las espinacas, pero si no estás preparado para comerlas todos los días no durarás muc…