Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2011

México, 6

Lunes por la mañana

Por fin terminé de leer Whatever Happened to Modernism? ¿Y qué fue lo que le pasó al modernismo? Philip Roth lo mató. Gran libro.Tengo una lista pendientes. Miro en la pantalla enorme de mi ordenador la lista de tareas por hacer, que va avanzando lentamente. Lo que no avanza es la novela, o más bien sólo avanza y se transforma en mi cabeza. Me digo que ya habrá tiempo para ponerse a escribir largo y tendido.Trabajo, también más que nada en la cabeza, un par de cuentos. Dice Bolaño que nunca deberías de trabajar los cuentos en pares, pero ni modo, es lo que hay.La semana pasada me atoré escribiendo una reseña larguísima de un libro que ni me gustó. Para resarcir el daño, ahora escribo una reseña de un libro que me gustó mucho. Eso y los demasiados libros por leer. (Necesito un servicio como ese que ofrecen en Japón de digitalizar toda tu biblioteca. Los libros de papel me quitan demasiado tiempo.)Ahora me doy cuenta de que no trabajo dos, sino tres cuentos. ¡Estoy salvado!Le robaron do…

Aviso rápido

Hoy a las 19:00 estaré en la Feria del Libro de Minería para presentar Las rayas del venezolano Rodrigo Blanco Calderón, en el stand del Estado de México. El libro ganó el segundo lugar en el género Cuento del Certamen Internacional de Literatura Letras del Bicentenario Sor Juana Inés de la Cruz 2010. Son un montón de cuentos llenos de drogas, literatura y amores malhadados, de muy buena factura.




Si andan desocupados, pasen a darse una vuelta.

La pregunta del día

¿Cuándo sale El hacedor (de Borges), Remake de Agustín Fernández Mallo en México?

Esa no es la pregunta del día.

La pregunta del día es si voy a soportar las ineptitudes, retrasos y valemadrismos de Alfaguara México hasta que un buen día el libro aparezca o si voy a terminar hipotecando mi futuro inmediato para pedirlo desde España.

Editado: la pregunta del día está resuelta.

Cosas que pasan

* Ayer mientras viajaba en el metro un vendedor ambulante se subió al vagón a ofrecer «Los misterios de La Ópera de Carlos Fuentes» en 20 pesos. No me pude resistir.

* En el número 76 de La Tempestad, que desafortunadamente todavía no está en línea, hay una brevísima nota sobre Hermano Cerdo en la sección de novedades de literatura. La nota dice así:
Hermano Cerdo
Revista de literatura Desde 2006 la revista electrónica Hermano Cerdo se ha caracterizado por su desenfado, y a últimas fechas ha logrado sacudirse buena parte de sus exabruptos adolescentes, A pesar de su periodicidad variable, mantiene el interés de sus lectores gracias a su constante presencia en la red (redes sociales). Ha editado casi una docena de libros electrónicos que pueden descargarse gratuitamente desde el sitio. La publicación se concentra, principal pero no exclusivamente, en literatura anglosajona.Justo en contra-página, aparece mi colaboración "Los libros enjaulados", que va sobre las trampas en las que…

México, 5

The classic novel

I have been talking about the classic novel as a lure and a temptation, to which the real writer, in Kierkegaard's terms, succumbs at his peril. [...] Novels in this analysis are like drugs [...] and the sooner we are weaned off them the better.— Gabriel Josipovici, Whatever Happened to Modernism?

Recibidos Sorberé sesos y Lo escrito mañana

Desde Colofón me envían Lo escrito mañana. Narradores mexicanos nacidosen los 60 coordinado por Sandra Lorenzano y Sorberé cerebros. Antología palindrómica de la lengua española, editados por Axial.

Del segundo, Sorberé sesos, les puedo adelantar que ya lo he terminado de leer (los palindormas no suelen ser muy extensos) y la selección es interesante y amena. Hay un buen balance entre nombres muy conocidos y otros nuevos pero no por eso más malos. Ya escribiré algo más extenso algo más adelante. Mientras leía el libro me vinieron algunas ideas curiosas a la cabeza.

Por cierto, los libros de Axial son muy bonitos.

Recibida Decencia, de Álvaro Enrigue

Gracias a la enorme gentileza de Anagrama México recibo una copia de Decencia de Álvaro Enrigue. La primera página me decepciona bastante, porque esperaba encontrar algo de ese estilo efectivo y cristalino que leí en Hipotermia, que si no han leído deberían de leer.

Voy a reducir mis expectativas y pronto comentaré que me pareció la novela.

CBDP

Todo acabó, durante trece años todo acabó. El texto demostró la imposibilidad de narrar, la imposibilidad del narrador. Luego lo intentó otra vez. Lo vi desde mi posición entre el polvo y la mugre, vi cómo lo intentó y fracasó. Quizás sería mejor acabar con el lector para reinventar la narración. ¡Acabad con todos! ¡Lanzad la bomba! 
—Javier Avilés, Constatación brutal del presente