Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2009

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)

Estar conectado es ser pobre

Poor folk love their cellphones!
—Bruce Sterling
Hace unos meses mencionaba en esta memoria una conferencia de Bruce Sterling que curiosamente no se encuentra en la red, aunque existen muchas notas al respecto. El tema de esa conferencia —todo indica— fue que es un error medir la conectividad como una medida de riqueza, sino al contrario. Sterling señala que sólo los pobres están obsesionados con sus conexiones. "Cualquiera con un alma fuerte o una cartera gorda puede apagar su celular y cultivar jardines privados que mantienen Internet alejada".

En su momento, las notas sobre la conferencia causaron una pequeña polémica entre los technorati, pero tras reflexionar un poco los puntos que hace Sterling se revelan como ciertos. Facebook es como vivir en un vecindario apretado, mal ventilado y con problemas en la cañería. Te enteras de quién es amigo de quién, a quién le va mal en el trabajo y quién acaba de terminar con su novio. Los vendedores de baratijas de puerta en puerta te…

Mañana...

I jump free this weel.
On fire. Blaze a breeze.

I'll devastate the World.
No big deal. New mutiny all
around. With a twist.

With a Smile. A frown.

Allmighty sixteen and so freeeeee.

El creador de esta memoria hoy cumple treinta años, aunque muy en fondo sabe que siempre tendrá dieciséis.

De la generación de los setenta

Catalogar autores por su fecha de nacimiento es anacrónico y falto de creatividad intelectual, pero Maldonado y Chimal, al igual que otros narradores nacidos en los setenta, representan un común denominador generacional.
Ignacio M. Sánchez Prado, "El síndrome de Golo" en Tierra Adentro 160



Con algo de enojo, leo en Tierra Adentro 160 (PDF) el texto del que sale la anterior cita, en el que el profesor Sánchez Prado hace pomada a los escritores nacidos en los setenta (aunque le parezca anacrónico y falto de creatividad intelectual). No queda títere con cabeza. Hasta al pobre de Goran Petrovic, que ni es mexicano ni nació en los setenta, le toca. Así de dura está la carnicería. Sin embargo, por más que me gusten las carnicerías, esta en particular nace a partir de una lectura errónea de Los esclavos de Alberto Chimal y Temporada de caza para el león negro de Tryno Maldonado, debido a la infeliz coincidencia de que estas novelas tienen personajes homónimos.

Sánchez Prado argumenta…

No lo he leído

Tengo que agradecerle a los suecos la entrega del premio Nobel a Herta Müller. Por primera vez, puedo leer a críticos, escritores y académicos —que por lo común siempre han leído todo— encogerse de hombros y decir "no tengo ni idea de quien sea Herta Müller". Con algo la idea se populariza y la próxima vez que se le pregunte a cualquiera si ha leído el Quijote no responda diciendo "seguro" sino "no lo he leído".

El NaNoWriMo que se acerca y otras cuestiones de escribanía

Noviembre es uno de mis meses favoritos, entre otras cosas por el NaNoWriMo, esa locura anual en la que todo el mundo se lanza a escribir una novelita de 50,000 palabras en un mes. Sin embargo, este año tengo planeado hacer trampa: en vez de escribir una novela, voy a aprovechar para terminar la que empecé en 2007, año en que gané el concurso, pero que la novela pide más extensión que con la que se terminó. Si consideramos que la mitad de la novela se perdió y que el único lector del manuscrito se quedó picado, he decidido terminarla este año. Así que ya se que voy a perder, pero voy a participar

Esto también quiere decir que por fin decidí que voy a hacer con la otra novela que estoy escribiendo: voy a darla a conocer en este blog conforme se vaya desarrollando y nada más. Aunque parezca una locura (y seguro lo es) prefiero eso a cualquier otra cosa. Es lo que quiero hacer con ese proyecto y la única forma en la que me voy a sentir contento al realizarlo. El prefacio estará en línea (…

El sueño de ser escritor

Sé muy bien que en México ser escritor es un oficio difícil. La paga no es buena, la competencia, desleal y las ventajas, pocas. Solitaria y malagradecida, la del escritor es una labor ardua. Sin embargo, podría ser peor:



(Visión de los vencidos, en Espíritu de los cínicos.)

Salero

No importa
que al pasarte el salero
te lo dé en la mano
y no lo ponga en la mesa

No importa
que la sal se derrame
y en vez de echarla sobre el hombro
pases el recogedor

No importa
que el mar se seque
y sólo nos quede en las manos
un puñado de cristales blancos

La justicia de las masas, 2

(debería de ser ¿Quién quiere ser Roman Polanski?, 3)



Lie to me se destaca por estar protagonizada por Tim Roth y porque suele anclar los capítulos con eventos del pasado reciente de los Estados Unidos. Roth interpeta al Doctor Cal Lightman, un experto en microexpresiones que puede saber si estás mintiendo con tan sólo mirarte. Es por ello que su ex esposa lo contrata en el segundo capítulo de la segunda temporada, "Truth or Consequences", transmitido el 5 de octubre. Su nuevo cliente, un joven negro, jugador de fútbol, ha sido acusado de violar a una menor de edad blanca durante una fiesta en su dormitorio estudiantil. Como es costumbre de la serie, al momento de que el joven es arrestado se compara su expresión con la de personas famosas en la misma situación. Una de las imágenes con las que se compara es con la de Roman Polanski.

La trama, como es de esperar, da muchas vueltas. Se descubre que hay un video del acto sexual en internet y también que la muchacha es amiga de la…

La justicia de las masas, 1

(debería de ser ¿Quién quiere ser Roman Polanski?, 2)



Leo en The Art of Fiction una nota sobre el caso de Roman Polanski, en la que Mauricio Salvador se muestra asombrado por la defensa que ha dado la comunidad artística internacional al director, que se sustenta principalmente en dos hechos: la distancia temporal con los hechos y los méritos artísticos del cineasta. Concluye:

Finalmente parece que todo esto le da la razón al mismo Polansky, en cuyas películas subyace un mundo absurdo, aterrador e injusto con tirios y troyanos. No hay buenos ni malos, sino personas sumidas en situaciones contradictorias que producen en ellos sentimientos encontrados, odio, amor, paz, violencia. Pero repito, la defensa gremial e inmediata es lo que me jode un poco.


Mientras tanto, en México gana titulares en todos los medios la historia de la producción de una película basada en la novela de Gabriel García Márquez, Memoria de mis putas tristes. (No está de más aclarar que no pienso leer la novela en cuest…

En otras partes

Mi computadora está en las últimas, así que mi netbook tiene que entrar al quite. Mientras esas cosas suceden (y otras que luego les cuento), en otras partes:

Salió un nevo número de La Tempestad. Francamente no he tenido tiempo de hojear la revista pero se ve muy interesante (hasta que llegué a Sanborns la compro) y la nota sobre el festival de Aviñón 2009 está traducida del francés por un servidor, así que pueden burlarse de mis habilidades de traducción por una módica cantidad o siguiendo el enlace.

En el número tres de Guardagujas, el suplemento cultural de La Jornada Aguascalentes, aparece un texto de invitación a la lectura de Thomas Pynchon, otra vez de su servidor, en un curioso intento de desmitificar la idea de que Pynchon es un autor pesado y aburrido. Ojalá los anime a acercarse al maestro. Los dos primeros textos del suplemento están muy buenos. Los demás no los he leído. (Salvo el último, que es el mío, pero no lo he leído en el impreso.)

Por último, el Letras Libres de oct…