Ir al contenido principal

Apocalypto, de Mel Gibson


Las paradojas de Apocalypto

1

Hay algo sobre el poder de la imagen. Algo oscuro y terrible. Tras siglos y siglos de preponderancia de la cultura escrita —y podría decirse que la radio es el último apéndice de la cultura escrita— finalmente nos abandonamos ante el poderío de la imagen. Fotografía, cine, televisión. La cámara se transforma en el testigo de la historia. Su evidencia es indisputable. Si alguien aparece en un video guardándose fajos de dinero en el bolsillo, debe ser un ladrón. Si alguien aparece insultando a los judíos, es un antisemita. Lo que haya sucedido antes o después —el contexto— no importa. Lo que la cámara graba es la verdad absoluta.

Curiosamente, ese valor que le conferimos a la imagen no podría ser más falso. Hubo quien se atrevió a teoretizar que la introducción de la tecnología digital haría perder su predominio a la imagen. El público miraría con desconfianza las fotografías, suponiendo siempre la manipulación previa. Es decir, que las fotografías se verían menos reales de lo que alguna vez se vieron. Para regresar a la verdad, habría que regresar a las viejas tecnologías analógicas.

Esa perdida de supremacía nunca llegó. El poderío de la imagen no disminuyó con la llegada de las alteraciones digitales, sino que mejoró. Las divas perfectas que aparecen en las portadas de las revistas ya no necesitan tener cuerpos esculturales. Son ahora bocetos sobre los que trabaja el artista gráfico en la pantalla de su computadora. Pronto, no necesitarán siquiera tener cuerpos.

Primera aproximación: el jaguar de Apocalypto no es un jaguar. Es el resultado de un programa computacional que manipula los colores de una pantalla para que parezca que hay un jaguar.

2

En algún momento de las últimas décadas, los padres dejaron de educar a sus hijos. Dejaron su educación en las manos de la televisión, de su hermano mayor, el cinematógrafo, y de su medio-hermano, la videocinta. En eso, los hijos se limitaban a imitar a sus padres, que por único pasatiempo pasaban horas mirando culebrones y partidos de fútbol. También dejaron la educación de sus hijos en manos de un sistema escolar sin control: los hechos de la escuela no se disputan. Si se enseña en la escuela, debe de ser así.

En un extraño arranque de genialidad, Emilio Azcárraga Jean, señor todopoderoso de los contenidos audiovisuales de Televisa, la empresa televisiva más poderosa de México, declaró que no tenía ni la menor intención de educar a la gente con su programación: su propósito era divertirla.

[Mel con sus mayas]

La televisión es diversión. Es diversión porque eso es lo que espera encontrar en ella todo televidente. Es por eso que los canales culturales están condenados a tener siempre muy baja audiencia. Aquellos exitosos (léase, por ejemplo, The History Chanel) han entendido que para ser exitosos tienen que transformar la cultura en diversión.

Eso no evita que la gente crea que puede aprender algo de la televisión. Las heroínas de los culebrones deben de ser excelentes modelos éticos. Los noticieros siempre entregan información veraz y sin prejuicios. Las series infantiles deben enseñarles a los pequeños para la vida, por tanto deben hacer todo lo posible por esconder la forma en que el mundo en verdad funciona. (Esto también explica el auge de la novela histórica, pero dejemos a los libros de lado por una vez)

Segunda aproximación: Los guerreros mayas de Apocalypto no son guerreros mayas de verdad. Son actores. La cultura maya alcanzó su esplendor hace más de mil años. No había fotografías. No había cámaras de cine. La cultura maya de Apocalypto no es la cultura maya.


3

Cuando Mel Gibson —conocido por sus fans como Crazy Mel (Loco Mel— dirigió La pasión de Cristo (2004) muchos atacaron el talante antisemita de la película. También atacaron los cientos de errores históricos de la cinta de Crazy Mel. Los soldados romanos, decían, no hablaban en latín clásico. Pocos hablaron de las cualidades netamente cinematográficas de la cinta, que son muy pocas. De lo que tampoco nadie habló, es que no tenemos ni la menor idea de cómo hablaban los soldados romanos que ocupaban Palestina en los primeros años de nuestra era: no teníamos grabadoras para registrar su habla. Podemos teoretizar sobre las palabras, la gramática, la pronunciación: todo se queda en eso, en teoría.

Con la aparición de Apocalypto (2006), Crazy Mel le echa carbón a una nueva polémica. No han dejado de llover acusaciones sobre lo mal que se representa a la cultura maya en la película. Los mayas, dicen, conocían de astronomía y arquitectura, eran grandes médicos y filósofos. Se nota que repiten de memoria lo que aprendieron en la escuela. (Si no me creen, pregúntenle a esos detractores de Apocalypto cual es la importancia de haber descubierto el cero. A ver que contestan) Se nota un tufo de patrioterismo en estas críticas. Un deseo de defender lo propio. Para muestra, un botón:

Los mayas fueron tan grandes y tan importantes que es verrdaderamente vergonzoso verlos como salvajes gritando, entre otras monerías igualmente horrendas. En lugar de Apocalypto debería de llamarse Aporquería. Y lo preocupante es que esta película dará la vuelta al mundo y quien no conozca la historia de México (y no sólo de México, sino del mundo maya que abarca mucho más) creerá en tanta tontería que escuchará y verá en este film.”

Lo preocupante no es que la película le de la vuelta al mundo, si no que alguien vaya a tomar lecciones de Historia una película de Mel Gibson. Los que eso pueda suceder, sin embargo, se engañan por partida doble. Nadie se sintió más preocupado por la crisis energética después de ver Mad Max. Ninguna revuelta popular tuvo su origen en Braveheart. La policía del mundo no contrató a personas sicológicamente desbalanceadas para combatir el crimen —las contrato para otras cosas— después de ver Arma mortal. A George W. Bush no le importó el argumento de El patriota.

Apocalypto es muchas cosas, pero ninguna de ellas es un intento de recreación histórica. Película gore disfrazada de aventura histórica, metáfora de los equívocos de la guerra de Irak, suma enciclopédica de las modalidades en que un ser humano puede asesinar a uno de sus congéneres: en ningún momento Apocalypto demuestra tener pretensiones de documental.

Eso sí, es una muy entretenida película de persecución, un tanto excesiva, con una fotografía muy extraña. Es, en pocas palabras, otra película de Crazy Mel. Buena para verla si no hay nada que hacer el domingo o si eres fanático del gore. Buena para pasarte un rato palomero con lo cuates. Si quieres divertirte, ve Apocalypto. Si quieres aprender de la cultura maya, ve a una biblioteca.

Tercera y última aproximación: Los elfos y enanos de El señor de los Anillos no existen. Esta cinta no narra los sucesos en una época anterior de la Tierra. Las aventuras de Bob Esponja no denigran la hombría de las esponjas marinas. Para el caso, las esponjas no hablan. Sólo hablan gracias a la magia del cine. Los eventos de Apocalypto no sucedieron en realidad. ¿Pero eso ya deberías de saberlo, verdad?

Comentarios

Diana dijo…
Y yo que pensaba que en la edad de piedra ya habían troncomóviles...

Y es que tienes tanta razón. Lo que me angustia es que el(la) que hizo tal comentario podría estar en lo cierto respecto a que la gente cree todo lo que ve en la tele o en el cine. Que Dios nos ampare.
Agoran dijo…
chale ranus, por que pones estos temas polemicosos....

La televisión es para divertir cierto. Pero existe una responsabilidad social también.

Una empresa, aunque su objetivo sea ganar el mayor dinero posible, tiene la responsabilidad social de cuidar el ambiente, de ofrecer un salario justo, de ofrecer condiciones de seguridad en el empleo, y similares. Las empresas del nuevo siglo tienen que ser socialmente responsables.

Lo mismo con la TV. Los noticieros tienen que presentar una imagen de la realidad que sea responsable, no repetir y obviar noticias y desinformación.

Los programas deben de sustentar ciertos valores de convivencia y así. Por ejemplo, yo apoyo al 100% que se banneen a las modelos tallas Cero de las pasarelas españolas y televisiones de ese país. Promueven habitos alimenticios que dañan a las chavitas en autoestima y fisicamente.

Creo que aunque la TV es un negocio, se debe de preguntar si realmente solo DEBE ser un negocio.

En paises, como Inglaterra y Finlandia, las televisoras no siguen un formato comercial, son Empresas "Broadcasters" que son parte del gobierno, BBC por ejemplo. No voy a argumentar que es mejor o peor, solo que hay alternativas a la televisión 100% en manos capitalistas anti-éticas (O preguntale a Murdoch si no).

Aunque en una cosa si estoy de acuerdo al 100%. En apocalypto hay tanta información relevante, como en la Pasión, datos bíblicos.
Diana: No dudo que la gente se crea todo lo que ve en la tele. Habría que luchar contra eso, y no contra Apocalypto.

Agoran: Está bien que sea tu trabajo, pero no te creas eso. Una empresa debe cuidar el ambiente, de ofrecer un salario justo, de ofrecer condiciones de seguridad en el empleo, y similares por ley, no por una supuesta "responsabilidad social" que obviamente no está regulada ni regimentada.

Lo de los noticieros me extraña que lo digas. Ninguna de las grandes cadenas fue imparcial en el 9/11 y la guerra de Irak... y no les costó
nada.

"Por ejemplo, yo apoyo al 100% que se banneen a las modelos tallas"... Ajá, y supongo también apoyarías que se impidiera la aparición de inmigrantes en la TV europea porque daña la identidad nacional. ¿Qué valores gobiernan esta supuesta "responsabilidad social"?

"Creo que aunque la TV es un negocio, se debe de preguntar si realmente solo DEBE ser un negocio."
Sí. Debe de serlo. Lo anti-ético es dejar de ser un negocio para convertirse en policía o, peor aún, educador. Las empresas no necesitan ser hipócritas, i. e, "socialmente responsables", sólo debe haber leyes que regulen apropiadamente su comportamiento.

¿O entonces Disney debía de rehusarse a distribuir Apocalypto por ser una empresa "socialemnte responsable"? ¿Nadie la debió distribuir?
fabricadepolvo dijo…
Papá Tigre era más directo que el cachorro: "Yo hago televisión para divertir a los jodidos que ya suficiente sufrimiento tienen con su propia vida. De la educación que se encarge el Estado". No creo que sea un crueldad mencionar tal cosa. Creo que es una verdad. Una políticamente incorrecta verdad.

Saludos
Tankostro dijo…
Creo que el pensamiento que voy a tener despues de haber visto la pelicula sera: los videos Snuff estan mas buenos
Gener dijo…
Soy de Yucatán. Los mayas tuvieron una civilización avanzada, pero no eran tan pacíficos como algunos suponen. Cuando llegaron los españoles a la región no encontraron ciudades habitadas. Chichén y Uxmal estaban abandonadas. Los mayas vivían desperdigados en la selva. Una feroz guerra interna había exterminado a gran parte de la población. No existía una clase gobernante definida, sólo pequeño grupos comandados por caciques. Los españoles logran establecerse en Yucatán y años después, en 1847 los mayas destruyen numerosas ciudades mestizas y criollas en la llamada Guerra de Castas. ¿Mayas pacíficos y bonachones dedicados a observar el cielo y a entender para que sirve el cero? Sólo en los libros que se escribieron posteriormente para exaltar el nacionalismo y la patriotería. Escritores yucatecs como Médiz Bolio y Esquivel Pren nos han hecho llegar una versión romántica del pueblo maya.
oktomanota dijo…
la tengo pero aun no he podido verla pero me ayuda mucho el blog saber ya de ante mano ,
gracias
www.oktomanota.com
Un maestro de Historia de la Cultura me dijo una ves que en los años cincuenta, si alguién iba a ser entrevistado a traves de la radio, antes tenía que aprobar varios exámenes de uso del lenguaje y gramática, así como de cultura general, por que en esa época era inconcebible que alguién dijera una babosada, o se le trabara la lengua a traves de algún medio de comunicación masiva. Esto por un lado es un tanto elitista, pero por otro lado es una pena que ya no haya el más mínimo control de calidad en medios. Yo creo que el medio para que la televisión o el cine, o etc, sea un vehículo de cultura: Es enseñándole al receptor a questionar.
Me gustó tu blog, lo visitaré con más frecuencia. Saludos
Apostillas literarias dijo…
Por supuesto que a los detractores de Apocalypto no hay que preguntarles cual es la importancia de que los mayas hayan descubierto el cero, ni a ellos ni a tanto que opina que no tiene imoportancia. La ignorancia siempre es atrevida y no kle da importancia más allá de la "Fea más bella".

Y mi comentario (no crítica, para hacer una crítica se necesita mucho más) no tiene un "tufo de patrioterismo" (solo lo tiene para ti, pero ello es característica de nosotros, los mexicanos), solo expreso lo que pienso y vi en la película (tu expresas lo que piensas y viste en la película, y se respeta). Y no defiendo lo "mio", porque no lo es, la Cultura maya no solo es de México ni un objeto para apropiarse.

Vengo hasta ahora porque alguien me informó sobre tu comentario al mio en mi blog.

Magda

Entradas más populares de este blog

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009, otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano», con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar:

Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el tex…

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)