Ir al contenido principal

Algunas notas sobre el diseño de e-books

A últimas fechas me dedico, entre otras cosas, a preparar libros para la iniciativa móvil de Hermano Cerdo, mejor conocida como el e-Cerdo. Mientras preparo el archivo digital para la disposición de los lectores, me he quedado con algunas ideas sobre cómo diseñar e-books, que quiero compartir a continuación. Debo aclarar que no soy diseñador ni tengo la menor formación para hacer esto, salvo la que he ido aprendiendo a marchas forzadas en estos últimos meses. Las ideas que he tenido aquí vienen sobretodo de probar diferentes ebooks y cómo funciona la experiencia de lectura en un dispositivo de tinta electrónica, es decir, de mi experiencia como lector.

Como no estoy muy seguro que esto interese a los lectores habituales de esta memoria, pueden leer a profundidad después del doblez.



En primer lugar, debo hacer énfasis en que diseñar un e-book no es lo mismo que diseñar para impresión. Es mucho más cercano a diseñar una página web. De hecho, un e-book no es más que una página web empaquetada con ciertas restricciones. Comprender la diferencia quizá no es muy sencillo, pero las grandes diferencias son las siguientes:

  • En un libro el contenido es estático. Tienes un tamaño de página determinada. Sabes cual es el tamaño de la caja (el área de la página dónde va el texto) y el de los márgenes. Sabes cuales son las fuentes que utilizarás y sabes cuál es el tamaño de la misma. Puedes controlar absolutamente la posición de cualquier elemento gráfico dentro de la página.
  • En un e-book el contenido es fluido. No sabes cuál es el tamaño de la superficie de lectura. No sabes qué tan ancha ni que tan alta es la página electrónica. No sabes si el lector pasará de página o se deslizará verticalmente por el documento. No sabes el tamaño de la letra, que el lector puede crecer o disminuir a su gusto. El control de los elementos gráficos es relativo.
Para el formador (maquetador) de libros tradicional, que usa QuarkXPress o Indesign para diseñar sus textos, esto puede ser motivo de infarto. Sin embargo, para el resto de nosotros sólo implica que necesitamos algunos nuevos conceptos o ideas, o al menos tomarlos prestados de la red.

Necesitas una portada

La imagen arriba es una portada sencilla para "La grandeza como estándar literario" de Stanley Kauffman. No es nada digno de escribir a casa, pero de momento cumple la función de esta nota. El diseño de la portada de un e-book no es nada del otro mundo, pero hay que cuidar algunas cosas: la portada debe indicar qué diablos estás leyendo, es decir, debe tener al menos el nombre del libro y su autor; además debes procurar que estos datos sean legibles a una escala reducida. Otra cosa a notar es que la portada es a color. Hablaré del color más adelante.

Dale aire al texto

Esta es la página preliminar del libro. No hay más datos porque todos los demás detalles están en la metadata del e-book (la discusión sobre la metadata la dejo para después), de acuerdo a la petición de los editores de la revista. Pueden notar que hay bastante espacio entre el texto y los márgenes. Curiosamente, esto deja la impresión de que estamos ante una página preliminar (un menor tamaño de la fuente también da esa idea).



Acá lo importante es resaltar que ese margen no está dado en puntos, pixeles o em (la longitud de la letra m de la fuente) sino que está dado en porcentaje. Esto es importante porque no sabemos el ancho del dispositivo de lectura y de otra forma el texto tendría serios problemas para desplegarse.

Aprovecha las ventajas del formato


Esta es la primera página del texto de mi e-book. Como es más o menos de esperar, el título está un tamaño de fuente más grande, y el texto comienza con una capitular. Esos dos elementos están ahí para indicar al lector que es el comienzo del texto central. En un libro con varios capítulos, estos elementos pueden servir para indicar que estamos de hecho ante un nuevo capítulo. Es importante diferenciar estos comienzos de capítulo o de sección de forma clara, con elementos tipográficos o imágenes, ya que no sabemos cómo va a llegar el lector a ellos, ya sea pasando la página o deslizándose (haciendo scroll) en el texto.

Otro elemento que quiero resaltar acá es el uso del color. De momento, todos los dispositivos de tinta electrónica funcionan sólo a escalas de grises, pero el iPad y los teléfonos móviles despliegan los e-books a color. Eventualmente, la tinta electrónica también será también a colores. Para cuando ese momento llegue, no quieres que tu libro electrónico se vea gris y aburrido. No hay razón alguna para no usar colores ahora que los costos de impresión no existen.

Un elemento más sobre el que quisiera llamar la atención es el diseño de los párrafos. Para este libro, he elegido párrafos modernos (sin sangría, en bandera y con espacio entre los mismos). La razón es que el 90% de los dispositivos de lectura no pueden hacer división silábica automática y cuando la hacen es muy rudimentaria. Entonces, en vez de justificar los párrafos y que queden enormes espacios entre palabras, prefiero dejarlos alineados a la izquierda para mejorar la legibilidad. El espacio en blanco sería quizá un problema en papel, pero en un e-book el número de páginas no es ningún problema. La legibilidad es el rey.

Los párrafos modernos son bastante polémicos y tienen el problema de que, si el espacio queda al final de la página, es posible no saber si estamos leyendo un párrafo nuevo o la continuación del anterior. En la práctica es extraño encontrarse con ese caso, pero es algo a tomar en cuenta.

Escoge una buena fuente y un buen tamaño de fuente por default

Esta página es la misma que la anterior, pero con un tamaño de letra un poco más grande. No he cambiado el archivo, sólo he presionado el botón para aumentar el tamaño de la letra. La mayoría de los e-books se ven bien con el tamaño estándar de la fuente, pero algunos —curiosamente, los profesionales— se ven diminutos y es necesario crecer la letra para leerlos, a veces hasta el máximo posible. Como no hay que preocuparse por el número de páginas, lo ideal es escoger un buen tamaño desde el inicio. Si el formato lo permite, elige también una fuente con excelente legibilidad y un buen ojo. La mayoría de los lectores usan unas fuentes espantosas. Yo me he enamorado de Charis SIL.

Por último, dile al lector que ha terminado de leer


La imagen de arriba muestra la última página del texto de Stanley Kauffman, que afortunadamente ha quedado al final de la página. Pero como no hay garantía de que eso suceda, ya sea porque se ha aumentado el tamaño de la letra o el tamaño de la pantalla es distinto, he agregado un alegre cerdito para indicar que este es el final del texto. No es necesario poner un cerdito obligatoriamente, pero alguna señal gráfica de que vamos a pasar a otra cosa, o de que este es el final del libro, es importante para el lector, que no se puede guiar porque ha llegado a la última página.

Hasta acá mis notas sobre el diseño de e-books. Como no soy diseñador, podría estar diciendo puras cosas sin sentido, en cuyo caso agradecería que me lo hicieran saber en los comentarios. En otra nota hablaré de cosas interesantes que se pueden hacer con el formato del e-book, que ofrecen ventajas o diferencias curiosas sobre los libros de papel.

Comentarios

elpezvolador dijo…
René: muy útil este post.

Te cuento que mi trabajo diario —el que me sustenta económicamente, digamos, ya que la escritura no lo hace más que espiritualmente— es en diseño editorial. Soy un barra brava del QuarkXPress, de esos que —como decís— podrían infartarse ante la plasticidad de estos layouts.

Todas las sugerencias del post me parecen sensatas. Haría sólo unas pocas observaciones y varias preguntas:

• "No hay razón alguna para no usar colores ahora que los costos de impresión no existen". Es cierto, pero tampoco hay que interpretar esto como una invitación al colorinche. Como me decía una amigo fotógrafo, cultor de ByN: "el color hay que usarlo por una razón, no sencillamente porque está ahí". En un libro, uno o dos colores (aparte del negro) deberían sobrar, aunque depende de las necesidades del contenido, claro.

• Los de los blancos es muy importante. Se ve claramente en las páginas preliminares de tu ejemplo. Ahora, en el ejemplo de la página principal, pregunto: ¿cuánto más margen podrías darle sin que se parezca a la preliminar? El que se ve en el caso parece poco, al menos en relación al cuerpo tipográfico que aparece ahí.¿Cómo establecés el porcentaje? ¿Es en función del ancho total?

• Otra pregunta: veo guiones cortos [-] en lugar de rayas [—]. ¿Es porque las rayas (por alguna cuestión técnica) no pueden usarse?

• Otra pregunta técnica: ¿los archivos que diseñás llevan incrustadas sus propias tipografías (como en los PDFs, por ejemplo)? ¿Lo que vos diseñás con Chesil saldrá sí o sí con Chesil o puede haber sustituciones según el lector?

• Si usas el párrafo "americano", ¿cómo distinguirías los blancos con que el propio autor hizo pausas en el texto? ¿"Alegre cerdito"?

• Ironizando sobre la elección de tipografías (más allá de enamoramientos): http://julianhansen.com/files/infographiclarge_v2.png

Saludos, muy buen post.
Lobo Gris dijo…
Yo doy mi opinión de diseñador web (con una semi-especialización secundaria en diseño editorial).

Básicamente es un muy buen estudio el que haces. Fuera de no usar la cháchara de diseñador, lo encuentro bastante correcto, práctico y reflexivo. Sin duda algo a tomar en cuenta.

En términos generales apoyo los comentarios anteriores. (Como ya podrás saber por mis filosofías de diseño de juegos de rol, soy un firme partidario del Diseño Intencional. Si lo vas a usar, que sea porque quieres - y sabes qué implica - y no sólo porque sí.)

En este tipo de casos, la funcionalidad y la comodidad deben ser prioridad. Por eso es mejor perderle el miedo al espacio en blanco de una buena vez.

Y lo de las tipografías es importante e interesante. Si tienes oportunidad, creo no ser el único que te agradecerá que te extiendas un poco más.
Martín: pues a juzgar por lo que muestras en tu blog has de ser muy bueno. Igual hasta deberías de hacerlo notar ahí. No dudo que más de un editor lea tu blog.

* Del color: completamente de acuerdo con la acotación, pero ¿qué tanto usamos blanco y negro porque estamos acostumbrados a sólo usar blanco y negro?

*De los blancos en el cuerpo del texto: cuando diseñas para papel, fuera de los blancos no hay nada, se acaba la hoja. En un dispositivo después del blanco hay más margen, el cuerpo físico del dispositivo. Así que poner tanto blanco como en papel va a ser un exceso y va a parecer que no está bien hecho (o que es una preliminar) pero no ponerlos reduce la legibilidad. Esto es completamente empírico y todavía no encuentro el tamaño ideal. Una pista: para textos en inglés, necesitas un poco más blanco que para un texto en español.

Los expertos dicen, de hecho, que uno no debería de preocuparse por el blanco en el cuerpo, porque el "sistema de lectura" lo debería de hacer sólo. Pero en la práctica no lo hacen y entonces sí hay que poner esos blancos.

Los ebooks se estilan con CSS, de forma que ya te harás una idea de qué posiblidades hay para marcar los márgenes. Lo más consistente que he encontrado es establecer los margenes en porcentaje del ancho total del dispositivo.

*Los guiones largos: Es porque no los he cambiado. Pero en general, los símbolos que no tengan equivalentes en código ASCII van a darte problemas.

*Este que estás viendo no tiene incrustada ninguna fuente, pero sí puedes hacerlo. Esta es una característica del EPUB, que es el formato que ya se está volviendo estándar (aunque Amazon no lo usa todavía y en el Kindle te quedas sí o sí con sus espantosas fuentes). Pero sí, puede haber sustituciones. Algunos sistemas de lectura te permiten escoger tu propia fuente y otros todavía no soportan las fuentes incrustadas. Claro que se espera que esto último se normalice pronto y el lector promedio va a leer el libro tal y como se lo des, no va a intentar modificarlo salvo para modificar el tamaño de la letra a su gusto.

De la fuente que vinculé, lo importante es que tiene un cuerpo más grande a 12pts y el ojo es más grueso. Por ejemplo, para una e-book sería mejor Sabon o Minion que Garamond. Pero esa fuente tiene otro punto a su favor y es que es una fuente libre, por lo que puedes incrustarla sin preocuparte por si tu licencia para la fuente tiene derechos de distribución.

*Pausas: Depende del sentido de las pausas, creo. Dejar mucho espacio en blanco vertical es peligroso porque se puede transformar en un salto de página que no quieres que se dé. Lo que he visto que funciona, y es lo que estoy haciendo, es usar capitulares (no tan grandes como la del inicio) o versalitas.

Los "alegres cerditos", o una línea horizontal, sirven bien para las pausas duras.

Tristan: ¿Fue suficiente lo que he dicho sobre tipografías?
Lobo Gris dijo…
Sip. Ya me queda claro por dónde va la cosa. Muchas gracias.

Ah, y yo opino que debería estandarizarse el uso de los alegres cerditos. Son la onda.
elpezvolador dijo…
Gracias por las especificaciones, René. Creo que lo de las sustituciones tipográficas es lo que me preduciría el infarto a mí...

Igual, no creo que por aquí me tope con un trabajo así en muuucho tiempo, aunque todo el asunto es interesantísimo, de ahí mis preguntas. Abrazo.
Uy, Martín, ojalá y tengas razón, pero yo no creo que quede tanto tiempo para que sea parte del trabajo del diseñador editorial ver el e-book.

De todos modos, creo que a cualquiera le produciría un infarto ver la Ilíada completa en Comic Sans :P
elpezvolador dijo…
¡Nooo! ¡Comic Sans nooo!

http://bancomicsans.com/home.html

Y te dejo este link porque es pertinente, aunque es muy probable que ya conozcas la herramienta:

http://jamillan.com/librosybitios/2010/06/problemas_lectura/

Saludos.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009, otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano», con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar:

Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el tex…

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)