Ir al contenido principal

La gran estafa

En los próximos días aparecerá en Hermano Cerdo un ensayo de mi sobre los libros electrónicos y los derechos digitales. Espero que sea más o menos objetivo y esclarecedor. Mientras tanto, dejo acá esta nota enojada, quizá exagerada y algo iracunda por lo que se viene. Así que no hagan mucho caso. El motivo de la nota es que en el blog de Ivan Thays aparece la noticia de que la Agencia Schavelzon comercializará las obras de sus autores en el iPad. ¿Suena bien, no? Como dice Ivan Thays "Y es que ¿quién puede resistirse a ser leído en iPad?".

Pero todo esto es parte de un movimiento que puede ser el mayor ataque a la cultura escrita desde el incendio de la biblioteca de Alejandría o algún otro evento terrible de quema de libros. La empresa mexicana Eventage México "subraya que las aplicaciones protegen más los
derechos de autor, ya que no se puede copiar, editar, imprimir ni compartir con otro usuario, pues están diseñadas para descarga únicamente en dispositivos y no en el ordenador." Es decir, que usted no compra un libro, compra el derecho de leer un libro en su iPad (y sólo en su iPad). El día que a Apple se le ocurra, le puede quitar el libro del dispositivo. Si a Apple no le agrada el contenido del libro, simplemente impide que se venda la "aplicación" y nunca va a poder leer ese libro (en su iPad). El día que Eventage México se le ocurra, puede quitar el libro del dispositivo. El día que al gobierno chino, norteamericano o mexicano se le ocurra, por la razón que sea, ordenar el retiro de la aplicación, usted se va a quedar sin libro. El día que decida comprarse una tableta de HP, de Samsung, de cualquiera que no sea la compañía de la manzanita se va a quedar sin libro.

A los escritores, agentes y editoriales los están timando con el argumento de que si no protegen sus libros se los van a robar. Y todos están cayendo como moscas. En primera, porque esas aplicaciones "inviolables", que no se pueden copiar ni alterar no existen y un hacker de medio pelo las puede "liberar" en cinco minutos. En segunda, porque los libros de papel NO TIENEN protección digital alguna y cualquiera que tenga un scanner los puede copiar y distribuir en Internet, en algunos casos con resultados muy superiores a las tullidas aplicaciones "protegidas contra copia". Es decir, que si alguien copiar y distribuir un libro para comercializarlo ilegalmente, lo puede hacer sin sudar ni un poco. Pero el lector de a pie pierde muchos derechos, como el derecho a prestar sus libros, a venderlos, a comprarlos para regalarlos a un amigo, a hacer notas en los márgenes...

Y todas estas compañías que llegan a vender a agentes, escritores y editoriales sus productos que "protegen los derechos de autor", obviamente, no lo hacen por caridad, sino por una buena cantidad de dinero. Te venden el miedo, el miedo a que te vayan a robar tu libro, ese libro que en derechos deja suficiente como para ir a cenar a un restaurante cutre una vez al año, y por miedo a perder la cena, compran el candado. Aunque vaya a incomodar a los pocos lectores que tienen. Aunque les prive de cosas que ayer daban por sentadas. Como parece que nadie entiende como funciona una computadora (y el iPad no es más que una computadora) ellos felices les dan su producto (los libros) y su dinero y les piden que por favor les pongan un candado. Claro que si el día de mañana se pelean con la compañía y quieren irse a otra parte con su producto, se van a encontrar conque tienen que empezar desde cero porque el candado de una compañía no es el mismo que el de la siguiente. Ellos también se privan de cosas que dan por sentado, a cambio de sentirse más seguros, de creer que no los van a robar.

Mientras tanto, pueden decir, "a mi pueden leerme en el iPad".

***

Preámbulo a las instrucciones para comprar un libro para el iPad



Piensa en esto: cuando compras un libro para el iPad te compras un pequeño infierno florido, una manzana plateada, un calabozo de bitios. No te dan el libro, que lo leas feliz y esperamos que te guste porque es de un buen autor; no te dan un montón de palabras que llevarás en la cabeza y pasearás contigo. Te compras —no lo sabes, lo terrible es que no lo sabes—, te compras un permiso frágil y precario para leer esas palabras, algo que en definitiva no es tuyo, que hay que leer en iPad con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te compras la necesidad de cargar la batría del iPad todos los días, la obligación de comprar el nuevo modelo del iPad cuando salga para poder seguir leyendo tu libro; te regalan la obsesión de sólo comprar libros para el iPad, en la iTunes Store, en la tienda de aplicaciones. Te compras el miedo a que te roben el iPad y pierdas todos tus libros, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te compras su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de nunca comprar una computadora que no sea un iPad. No te compras un libro, tú eres el que se vende, te estás vendiendo muy barato por el gusto de comprar un libro para el iPad.


Comentarios

Me encantó el "Preámbulo", yo me sigo resistiendo a la tendencia de los dispositivos de lectura electrónicos, y no por nostalgia, sino por puro sentido práctico. Un saludo y, repito, la alusión cortazariana ni mandada a hacer.
Aisling dijo…
Soy maquera de corazón y desde hace años, pero NUNCA DE LOS NUNCAS voy a comprarme un i-pad. ¿Por qué? Por puro sentido práctico. El maldito aparato está caro y para lo que sirve... la verdad es que apenas para presumir; una calculadora maizoro sería más interesante e ingeniosa. Sobre lo de leer los libros en ipad, suena tentador; pero son más los inconvenientes y estoy de acuerdo con lo que mencionas.

La muerte del libro (impreso) se lleva cantando desde hace ya bastante rato; no ha pasado nada y esperemos que no ocurra.

Eso sí: una servidora defiende todavía la acción piratesca de leer en medios electrónicos los libros que ya no se imprimen más, que son inencontrables o que de inencontrables se hayan vuelto carérrimos, como La marea increíble de Alexander Key.

No sé si conozcan ya este videíto, pero está muy lindo... aquí tienen:

http://www.youtube.com/watch?v=iwPj0qgvfIs
Kid Buda dijo…
chidisima reflexión carnal!! Completamente de acuerdo, es una linda mentira, una bella y reluciente estafa.
:D
Édgar: Cortázar es grande y sigue vigente. Creeme que un e-Reader es bastante práctico si lees mucho. Nada como leer Infinite Jest en el metro.

Aisling: Sí, de momento son más los inconvenientes. Ojalá eso cambie. Pero concuerdo en lo de la calculadora maizoro.

Kid Buda: Gracias, carnal.
sr. Varoa dijo…
Te paso un artículo sobre el problema de los dispositivos en la industria editorial: http://librodenotas.com/opiniondivulgacion/18249/reformando-la-industria-editorial
Acá está el prometido artículo en HermanoCerdo:

http://hermanocerdo.anarchyweb.org/index.php/2010/07/derechos-digitales-por-que-los-libros-del-futuro-pueden-quitarnos-los-derechos-del-pasado/

Entradas más populares de este blog

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009, otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano», con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar:

Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el tex…

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)