Ir al contenido principal

De bestsellers: Nota sobre Library of the Dead, de Glenn Coopen


Después de leer The Antologist de Nicholson Baker, una novela sobre un poeta que no puede escribir la introducción a la antología que ha preparado, decidí buscar algo en las antípodas de la ficción. No es que The Anthologist tenga nada de malo, al contrario, no me reía tanto con una novela desde hace tiempo. Ahí va mi blurb: "El antólogo es lo que pasa si mezclas a Vila-Matas con Buster Keaton". Pero cuando leo ficción tan metaliteraria como The Antologist, por más graciosa que sea, me queda una sensación extraña en el estómago.

Necesitaba algo así como una Coca-Cola literaria y terminé eligiendo Library of the Dead de Glenn Cooper. Los habituales de esta memoria ya sabrán que me gusta leer best sellers. Obviamente, me gusta leer best sellers porque los disfruto, pero también me gusta leerlos porque me intriga como funcionan. Me intriga, especialmente, como hacen para seducir al lector. Cuando uno lee cualquier reseña de cualquier novedad literaria, se pueden leer cualquier cantidad de cosas sobre el lenguaje, la construcción de los personajes y la tensión, y cómo esos elementos seducen al lector. Pero resulta que la mayoría de los best sellers usan un lenguaje que no sólo no es llano sino es más bien torpe, los personajes no tienen la más mínima profundidad y el manejo de la tensión es transparente. Pero funcionan. La gente los lee y conecta con ellos, los recomienda a sus amigos y los regala para navidad. Hay aglomeraciones en las firmas de autógrafos.

El argumento central para menospreciar al best seller radica en decir que sus lectores son tontos o que no saben lo que hacen. Yo creo que es tonto no permitirse de vez en cuando la lectura de un best seller, porque te puedes llevar algunas sorpresas. Al inicio de Library of the Dead tenemos tres tramas:

1) un agente del FBI investiga los asesinatos del Doomsday Killer en Nueva York, un asesino que envía a sus víctimas una fotografía con la fecha en la que morirán;
2) un experto en informática que vive en Las Vegas trata de convertirse en guionista mientras trabaja todos los días en la ultrasecreta Area 51;
3) en el 777, los monjes de la abadía de Vectis se preparan para la llegada de un cometa.

Sí, los personajes de Glenn Cooper son ridículos. Will Piper, el detective del FBI, es un magneto atractor de mujeres y su compañera decide bajar de peso para parecerle atractiva. Churchill y Truman hacen breves apariciones en el libro, y sus caracterizaciones parecen sacadas deun sketch de Saturday Night Live. Pero Cooper corre unos riesgos con la trama que uno no ve comúnmente en los jovenes novelistas literarios. También no hay un ápice de condescendencia: Cooper no busca burlarse de sus lectores ni intenta parecer más listo que ellos. En gran parte, por eso los giros de la trama funcionan. Casi todo bestseller que se precie de serlo esconde «un secreto que cambiará la historia de la humanidad». El de Cooper es muy bueno y es, hay que decirlo, muy borgeano. Contra lo que podría pensarse, no tiene nada que ver con extraterrestres.

Ahora estoy cerca de la mitad de The Four Fingers of Dead de Rick Moody. Esta novela se presenta como la novelización del remake de 2025 del clásico de serie B The Crawling Hand. No me había divertido tanto una novela desde Against the Day. Tiene una anécdota curiosa, y es que el nombre del novelizador fue elegido mediante una subasta de caridad, que ganó una mujer canadiense, para que su nombre se usara en una novela. A parte de eso, tendría que repetirlo, es hasta el momento la novela que más me ha divertido desde Against the Day.

Hay un cambio cualitativo en la escritura, entre la novela de Cooper y la de Moody, pero la temática es más o menos la misma: el impacto de la cultura popular, la decadencia del imperio. Estos temas se leen con más inocencia en Library, Fingers es hiperconsciente de los temas que trata. ¿Será eso la literatura: oficio, hiperconsciencia? Pero entonces, ¿qué es un mal libro literario?

He tenido fiebre y dolor de garganta desde el viernes. Mejor no me hagan caso.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…