Ir al contenido principal

Del II Encuentro de Jóvenes Escritores en Acapulco y sus orillas

Paul Medrano me invitó por segundo año consecutivo al encuentro Encuentro de Jóvenes Escritores en Acapulco y yo fui con mucho gusto. El encuentro mejoró mucho en cuanto al año pasado. La sede del encuentro ahora fue la Casona de Juárez, que yo pensaba erróneamente que se llamaba así porque estaba en la calle de Benito Juárez, pero no, la calle se llama así porque la casa era de Benito Juárez. Habría que decir que el encuentro sufrió por la falta de apoyo del Municipio de Acapulco, que de buenas a primeras redujo a la mitad el presupuesto del encuentro, lo cual provocó ciertas carencias. Sin embargo, los organizadores Ulber Sánchez, Antonio Salinas y Paul Medrano se arreglaron como campeones para sacar adelante el evento.


Ulber Sánchez, Toño Salinas, un represente del Municipio y Andrés Cisneros

El programa del encuentro era muy variado, pero como de costumbre tuvo cambios de última hora. La mesa de análisis de poesía se canceló ya que sólo llegó uno de los ponentes. No me queda muy claro porque no se reorganizó con otros, ya que había muchas personas capaces de entrarle al quite, pero para mí esto resultó el punto negro del encuentro. Me quedé con un montón de preguntas guardadas sobre el desarrollo de la poesía joven en México. Ya habrá otra oportunidad de hacerlas, espero.

De entre todos los eventos a los que asistí (que no fueron todos) lo más destacado fue la presentación de La Biblia Vaquera de Carlos Velázquez, dónde Ángel Carlos Sánchez hizo una gran lectura del texto; la charla con Yuri Herrera, que habló de cómo la publicación de su novela en España le ha servido para entrar en el debate cultural, la presentación de revistas Óraculo y Hermano Cerdo (a esa no fui, pero todos me dijeron que estuvo interesante), y la presentación de Los esclavos de Alberto Chimal, en la que Alberto resaltó el carácter igualitario de los blogs. Me la pasé muy bien en la mesa de análisis de narrativa joven, que fue a lo que iba. Todos dijimos prácticamente lo mismo.


Paul Medrano, Iris García, René López Villamar y Gabriela Conde

Para "los críticos" de la literatura mexicana joven, la mayor preocupación parece ser el efecto que están creando las becas y reconocimientos otorgados por el Estado a la creación literaria. Mis compañeras de mesa resaltaron que afecta a la "responsabilidad" del escritor, aunque yo no tengo muy claro si esa responsabilidad existe. Insistí en el hecho de que la literatura no puede depender del apoyo gubernamental. También se habló sobre el papel que juegan los blogs y otros servicios electrónicos en la difusión de la literatura joven. Hay opiniones a favor y en contra. La ronda de preguntas y respuestas fue bastante animada, pero no lo polémica que hubiera esperado. Muchos asentían en aprobación, otros ponían cara de no estar de acuerdo pero no dijeron nada y otros más estaban dormidos (el calor y la cerveza hicieron lo suyo en gran parte del encuentro). También mencioné mi experiencia en la Animex de Monterrey, las dificultades y problemas que atraviesan los artistas nacionales del cómic, que comparten mucha de la problemática de los escritores jovenes pero no sus beneficios ni prebendas.

De las pocas lecturas de obra a las que asistí no hubo mucho que me llamara la atención, salvo por un par de cuentos leídos por Salvador Calva y Mauricio Salvador. Carlos Velázquez calificó este último como "la lectura más larga y más tediosa del encuentro, aunque quiero mucho al Mauricio", claro, en plan de juego, pero me llevó a reflexionar sobre el hecho de que las lecturas de obra no son muy útiles. Después de dos encuentros en Acapulco e innumerables lecturas en la Facultad, no les encuentro sentido. La gran mayoría de los escritores leen mal o muy mal, lo cual no ayuda. La gran mayoría de los lectores (los que asisten a estas lecturas, al menos) están acostumbrados a leer en soledad y en silencio, a un ritmo mucho más veloz del que brinda una lectura en voz alta, con la capacidad de volver sobre lo leído, adelantarte o saltarte pasajes. Este pequeño retroceso de siglos en las lecturas públicas me extraña. Si esto aplica o no a la poesía es algo que no sé, pero yo me aburrí igual en las lecturas de poesía, así que algo habrá de eso.

El cuento de Mauricio era muy bueno, pero muy largo, igual que el de Salvador, que para colmo usaba recursos tipográficos que se perdían en la lectura en voz alta. Quizá hubo otros buenos textos que se pasaron de largo en una mala lectura (y por los nervios del escritor). Ni que decir que las lecturas de obra fueron las menos atendidas y menos comentadas, salvo las que se hicieron en el Bar del Puerto, pero sospecho que porque esas tenían algún otro aliciente..


Su servidor y Verónica

Obviamente en el Encuentro no todo fue literatura. Verónica fue una excelente compañera de viaje. Hicimos todo lo que había que hacer en Acapulco y nos divertimos mucho. En el encuentro también se la pasó muy bien. Y nos enamoramos un poco más. Un viaje redondo.




Comentarios

Corsario dijo…
Suena como un viaje exitoso para mi.

Debiste invitar con anticipación, alguien pudo animarse.

Y en cuanto a la parte de que no deben depender del subsidio gubernamental: ¡Completamente de acuerdo!
Corsario, con anticipación invité. Y sí, estuvo re bueno.
Paul Medrano dijo…
Leo con atención sus percepciones del encuentro. Sí, reconozco errores. Muchos, por nuestra poca capacidad de acción ante las contingencias: cancelaciones e invitaciones al cuarto para las doce; incumplimiento de algunos patrocinadores y llegada de gente que no esperábamos (pero que fue bienvenida). Por si fuera poco, tuvimos que lidiar con algo que al final no pesó: el encuentro de jóvenes escritores convocado en Monterrey. Junto con el comité organizador, pensamos seriamente si habrá una tercera edición. Mientras, yo le agradezco su participación y este gran comentario.
Salud
Me gustó mucho la reseña y el que hayas podido ir. Lástima que no haya más eventos así o mejores, me encantaría leer más reseñas (y a tí seguro que te gustaría ir :D ).

La verdad es que lo de las lecturas es curioso. Que los autores hayan elegido textos que perdían en la lectura oral... Yo reconozco que no podría leer bien algo mío, y en general, tengo buena dicción para hablar en público, pero no sé si para leer. También es cosa de no meterse al barro si no tienes botas.

Espero que haya tercera edición y que sigan cumpliéndose los objetivos de los organizadores.
@Paul: Después de haber organizado decenas de eventos en mi vida, creo que le das demasiado énfasis a los errores. El resultado fue bastante bueno.

Lo de que el encuentro en Monterrey haya caído en la misma fecha me intriga, pero es más bien chisme. Después de ver fotos de ambos encuentros, me sigue gustando más Acapulco.

@Capitán: ¿No se arman cosas así en Argentina?

Mi problema con la lectura en voz alta es que es una actividad anacrónica. No se lee en voz alta más que en las mentadas presentaciones y lecturas de libro. Creo que es buen tema para otra nota.
A. dijo…
Hola René, me llama la atención eso de que los premios y becas le quitan responsabilidad al escritor, que dices, comentaron una de las chicas... que absurdo, me parece de entrada porque también por ahí leí que lo mismo hacían las editoriales y los blogs y no sé qué más. No he visto ninguna convocatoria donde se diga: deberán de perder su responsabilidad como escritor todo aquel que participe en... jejeje o aquel quiera publicar en... Creo que eso es una decisión personal de cuando alguien cree que por tener una beca ya la hizo o que, por no tener una beca, no la ha hecho. Saludos, en fin, largos temas de discusión son estos.
Hola, Antonio. Me quedé con ganas de comentar algo sobre tu entrada sobre los libros infantiles, pero como no hay comentarios, nada más me quede con las ganas :P

A mi me sigue intrigando la idea de la responsabilidad del escritor. Me da la impresión de que en cierto circuito es una idea muy aceptada, pero no sé por qué. ¿Responsabilidad de qué o para qué?

Eso no quita que piense que el actual sistema de becas y premios culturales en México es un problema y no una ventaja, pero no por la existencia de una responsabilidad, sino por cosas de índole mucho más práctico.

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009, otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano», con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar:

Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el tex…

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)