Ir al contenido principal

El box y los cuentos

El box y los cuentos

Decía Julio Cortázar que la novela gana por decisión y el cuento gana por knock-out. El problema es que con el tiempo el lector se vuelve escurridizo, aprende a subir la guardia y cada vez son menos los cuentos que logran conectar el golpe definitivo. Por supuesto, están ahí un par de cuentos de Cortázar, “Casa tomada” e “Instrucciones para John Howell”; también, “El foso y el péndulo” de Poe y “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius”.

Los cuentos de Hemingway los respeto, pero no me alcanzan. Lo mismo pasa con muchos de los maestros clásicos y algunos americanos de fines del siglo XX. A Eggers lo respeto. Carver me exaspera. Hay por ahí y por allá algunos cuentos cuyos autores no recuerdo, de trama difusa, que medio respeto y medio me gustan, pero no me alcanzan.


En muchos sentidos, por eso prefiero leer novelas que cuentos. Tal vez porque como lector no tengo mucho aguante y las novelas siempre me vencen en el último round. Y por eso casi nunca termino de leer un libro de cuentos; se quedan ahí a medio leer y de vez en cuando retomo alguno y ensayo un nuevo combate. En los últimos años, si acaso terminé Éstos son los días de Alberto Chimal, Hipotermia de Álvaro Enrigue y los libros de Borges y Arreola a los que siempre regreso.

Hay demasiados cuentos y cada vez menos tiempo para leerlos. Demasiados cuentos y, todo indica, demasiados malos cuentos. Luego, justo ayer por la noche, leo “El viaje de Álvaro Rousselot”, de Roberto Bolaño, y nuevamente me llega esa sensación de mareo como si me acabaran de dar un golpe en la nuca.

Lo bueno de salir derrotado de un combate así es que tiene el efecto contrario al de una pelea normal. Te levantas eufórico, sonriente, esperando al siguiente contrincante que te rompa la madre.

Comentarios

ale dijo…
Sí, me pasa lo mismo con Carver. Sospecho que aún no tenemos los ojos para leerlo, hay que entrenar la vista. Con Borges, cosa curiosa, el punch suele ser fuerte desde el comienzo, de forma que no podría hablar de un golpe definitivo. Y Cortázar... Dios, díganme pestes, pero salvo dos cuentos, los demás que he leído no me han parecido tan maravillosos. Y ya que mencionas a Chimal, creo que El país de los hablistas es mejor texto, si bien "Se ha perdido una niña" es un tanto cuanto nostálgico y me gusta mucho.
Saludos, René

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…