Ir al contenido principal

El buscador de cabezas de Antonio Ortuño

Hace unas semanas me llegó un e-mail de Antonio Ortuño, anunciando la salida de su novela El buscador de cabezas. Entre el trabajo y el cambio de blog lo olvidé por completo.

Me atrevo a recomendarles la novela antes de leerla. En primer lugar, por el comentario de Álvaro Enrigue, escritor al que respeto mucho, en segunda, por el comentario de Rafael Lemus en Letras Libres, crítico a quien no respeto tanto, porque francamente a veces se le van las cabras. En tercera, porque yo si planeo arriesgarme a comprar y leer la novela, en menor parte porque es parte de las lecturas seleccionadas para mi seminario de literatura mexicana contemporanea, pero en la mayor parte porque me intriga el tema y el tratamiento de la novela.

En lo que me leo la novela y les dejo una reseña en forma, les dejo íntegro el contenido del e-mail que me envió Antonio. (Todo parece indicar que el precio de lista del libro es de $189 pesos mexicanos)

Antonio Ortuño

El buscador de cabezas

(novela, Joaquín Mortiz, 2006)


LA NOVELA

”Álex Faber, un ex fascista ligeramente paranoico, hipocondriaco y rencoroso, comienza una nueva vida como reportero de un diario progresista. Deja de ir a misa, se hace novio de una fotógrafa pobretona, llena de arracadas y de hijos y se avergüenza ostentosamente de sus ex compañeros fachas. Pero la ultraderecha renace como un movimiento populista que lucha por el poder y los antiguos amigos de Faber comienzan a perseguir a los nuevos y él tiene que elegir… Y quizá ninguna de sus elecciones lo libre de la cárcel o la muerte.

Esta es la historia de un complot y de una sociedad que, como suele suceder, resulta incapaz de resistirlo. Sus páginas están habitadas por una galería de personajes tan aterradores como atractivos: un cardenal alcohólico y apocalíptico; un terrorista con copete de rock star; un macabro jefe de Inteligencia que quiere robarse los niños de los pobres; un poeta proletario que se entretiene apaleando a su esposa, un facha capaz de llorar por los desdenes de una punk tatuada y hasta un par de sordomudos ofendidos contra el arte blasfemo

El buscador de cabezas es, a la vez, una hilarante comedia negra sobre la ultraderecha y una turbadora reflexión sobre el individuo y el poder, en una sociedad no muy distinta a la nuestra”.

EL AUTOR


Antonio Ortuño (Guadalajara, 1976) es narrador y periodista. Ha colaborado con artículos, relatos y crítica en Letras Libres y La Tempestad (México) y Lateral (España), entre otras publicaciones, y es coeditor de la sección internacional del grupo de periódicos Milenio. Ha escrito algunos guiones para cortometraje y un volumen de relatos, Ars Cadáver (2006), y varios de sus ensayos han sido seleccionados en diferentes antologías.

FRAGMENTO DE EL BUSCADOR DE CABEZAS


¿Quién puede creer, en verdad, en lo que hacen y dicen una serie de tipos enfundados en ropas negras, quién puede creer que sean reales, que esos gestos viriles demasiado acentuados no son una pantomima, que sus ideas sobre el comportamiento de los hombres no son parte de una broma o una promoción comercial incomprensible? Les diré quién lo cree. Les diré que al marica que cuelga de una viga por los pies, molido a golpes por cuatro niños, no le queda más remedio que creerlo porque le han pisoteado sus plantas, cultivadas con una delicadeza que los golpeadores jamás presintieron.
Lo cree el travestido, capturado de noche en su esquina y sobre quien los policías se vacían luego, en el asiento trasero de una patrulla, con un entusiasmo que sus mujeres no han conocido en años. Lo cree el oficinista que es detenido por pedir su diario habitual al voceador, un diario prohibido por no retratar los desfiles del Movimiento con el necesario cariño. Lo cree el niño que debe tirar los libros de Historia de sus hermanos a la basura, porque en la escuela le han dado libros nuevos y la maestra, con la obediencia de quien no distingue su lengua de sus pies, proclama a la Patria "esa parte de Universo que Dios nos ha concedido para construirle un altar".

COMENTARIOS:


"A partir del gesto fundacional de Fernández de Lizardi, la novela mexicana siempre ha sido, en mayor o menor grado, política. El buscador de cabezas es al mismo tiempo un relato que se va como agua, una tranquilizadora muestra de que el estilo todavía importa, y una indagación honda y delicada en las posibilidades destructivas de la mentalidad ultraconservadora que todavía late entre nosotros. Antonio Ortuño honra y discute la tradición en la que brillan nombres como el de Martín Luis Guzmán o José Revueltas; sus poderes literarios no desmerecen la imaginación de la empresa"


Álvaro Enrigue

Novelista y editor de Letras Libres




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…