Ir al contenido principal

¿De broma?

[...] mientras que el “mundillo literario” aplaude la concesión del Premio Cervantes a un escritor, como Juan Marsé, que plaga sus novelas con adverbios terminados en “mente” y cuya obra supone el estancamiento de un género que sigue los cánones del siglo XIX.
—En una carta cadena firmada "Manifiesto para una nueva literatura independiente", Pablo Paniagua.




Comentarios

aus dijo…
ojalá fuera una broma René, sería de mal gusto, pero broma al fin; lo realmente peligroso es que de verdad lo piensa.

me cuesta trabajo creer que todavía hay "escritores" que se niegan a usar adverbios, porque alguien en cierta época los eliminó porque sonaban feo, y lo enseñó en la escuela, y lo continuó en los criterios editoriales... pero sorpresa, los adverbios son parte de nuestra lengua y deben ser utilizados.

pero más trabajo aún me cuesta que la crítica "profunda" para decir que uno no está de acuerdo con un premio, sea destacar que el autor usa adverbios... wow, y luego nos atrevemos a criticar los vicios de los viejos críticos que por lo menos se aseguraban de tener mayores argumentos (con razón o no) para emitir un juicio.
Pablo Paniagua dijo…
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Estimado Pablo, no le saqué, que de todas formas tengo una copia del comentario.

En fin, si quieres dialogar sobre lo que pones, aquí tienes el espacio.
Pablo Paniagua dijo…
En el manifiesto, según lo expreso, no condeno el uso de los adverbios al escribir, pero sí el abuso de aquellos, en el caso de Juan Marsé, terminados en "mente" (cualquier novela de este autor tiene de 4 a 6 por página, y, haciendo cálculos, más de 1.000 en total, lo cual supone un agravio al arte del buen escribir).

También, Juan Marsé es un continuador del realismo galdosiano que nunca supera a Galdós, y que está anclado en los cánones estilísticos del siglo XIX, siendo, por tanto, un claro exponente de una escuela realista que está alejada de las corrientes de la modernidad y de lo que supone la novela contemporánea.

La propuesta narrativa de Juan Marsé está totalmente obsoleta y es una muestra más del fracaso de la novela española en el siglo XX (me refiero al país y no al idioma, pues los escritores latinoamericanos superan con mucho a los españoles -son pocas las excepciones-). Sólo hay que hacer un estudio comparativo para darse cuenta de ello, de acuerdo a los referentes de lo que se ha escrito en otros países durante el mismo periodo, donde los escritores españoles, en su gan mayoría, no están a la altura de los grandes novelistas franceses, alemanes y estadounidenses (por ejemplo).

Sólo hay que leer un poco para darse cuenta de esta realidad: no es una broma.
Pablo Paniagua dijo…
Hola, René.

Sólo lo borré para hacer dos pequeñas correcciones (al principio y al final).

Yo mantengo lo que digo, y de tal forma lo expreso en una blognovela que publico en la actualidad, que lleva por título "El Mono Cibernético", donde critico la banalidad de la Época Supermoderna y sus manifestaciones literarias, y donde entro al detalle en mis apreciaciones.

Aquí les dejo el enlace:
http://www.ellibrepensador.com/el-mono-cibernetico-una-blognovela-de-pablo-paniagua/
Pablo:

1. No me voy a poner a defender a Marsé, que sus libros lo hacen solos, el problema son los argumentos. Ese "arte del buen escribir" que condena el "uso excesivo de adverbios terminados en mente" nos viene desde el neoclasicismo español, que con todo respeto para tu país, es el período más espantoso de sus letras. ¿No te parece incongruente denostar a un autor por obsoleto con un argumento todavía más obsoleto?

2. Rechazar a un autor por obsoleto es romántico (por lo tanto, obsoleto). El espíritu contemporáneo no rechaza: recicla y apropia. Claro que igual hablamos de otra contemporaneidad o enseñan diferente la literatura española en España. La modernidad tiene ya más de cien años, así que no veo de donde viene su mención.

3. Y al revés, en su gran mayoría, los escritores de de Alemania, Francia y Estados Unidos no se comparan a los grandes novelistas españoles. (Cf. "Salvo excepciones", Benedetti) Sin ir más lejos, nada le piden Vila-Matas, Javier Marías, Juan Marsé, Juan Goytisolo y un largo etcétera a sus contemporáneos de otras letras. (Quizá a los gringos, pero eso es tema aparte). Sería interesante ver ese estudio comparativo, creo que te darías varias sorpresas.

4. Gracias por la aclaración final. Nos leemos.
Pablo Paniagua dijo…
Hola.

Aquí te paso una lista de autores donde habría que colocar, a su derecha, un novelista español de su mismo tiempo que lo iguale en cuanto a propuesta y calidad literaria:

Franz Kafka -
Marcel Proust -
James Joyce -
Thomas Mann -
Hermann Hesse -
Robert Musil -
Vladimir Nabokov -
Henrry Miller -
Jean-Paul Sartre -
Céline -
Juan Rulfo - Rafael Sánchez Ferlosio
Georges Perec - Juan Goytioslo
Julio Cortazar -
Jack Kerouac -
Guillermo Cabrera Infante - Juan García Hortelano
Italo Calvino -
Thomas Pynchon -

La verdad, se me quedan muchos espacios vacíos (a Juan Benet se le podrá colocar en algún lugar).

En cuanto a Enrique Vila-Matas, me parece un autor con una propuesta muy interesante, aunque es algo irregular en la calidad de sus textos, pues "El mal de Montano" lo tuve que dejar de leer porque parece estar escrito con la patas (por sus innumerables cacofonías con los participios y el abuso repetitivo e innecesario de los pronombres personales); esta novela tiene algunas partes muy bien escritas y otras desastrosas. "Bartleby y compañía" y "París no se acaba nunca" están bien logradas, pero con el "El mal de Montano" no para de cagarla, tanto como el obsoleto Marsé con sus constantes cacofonías.

De todas formas, Enrique Vila-Matas es un novelista de salida del XX y representativo de comienzos del XXI.

Me encantaría seguir con la discusión, pero no puedo abandonar mi trabajo y ceder el tiempo en cuestiones que varían según la percepción y gustos de cada cual, aunque todos tengamos, por supuesto, el derecho de disentir y mostrar nuestra opinión de manera fundada y respetuosa.

Un cordial saludo
Pablo Paniagua dijo…
Algo más, y para terminar:

El propio Enrique Vila-Matas, y así lo entiendo a partir de la lectura de su obra, incide de alguna manera en el fracaso de la novela española del siglo XX por ser continuadora del realismo, cuando en otros lugares se rompía con ese canon para buscar una renovación, de ahí que sean prácticamente inexistentes las citas o comentarios sobre autores españoles en su obra.

Anoche andaba vendiendo una de mis novelas en un bar de la ciudad donde vivo (por aquí en algún lugar de la República Mexicana), y un economista español me comentaba que no leía autores españoles porque son muy malos, y me citaba, tan sólo, a Javier Marías como alguien más cercano a las corrientes contemporáneas, y que prefería a los autores latinoamericanos porque son mucho más interesantes (percepción que el mismo editor Jorge Herralde ya ha señalado en algún momento).

Está claro que siempre se dan las excepciones, como, por ejemplo, Valle-Inclán, Sánchez Ferlosio, García Hortelano, Juan Goytisolo, Javier Marías y Vila-Matas, unos por ser puristas del idioma y otros por asumir un estilo más cercano a las corrientes contemporáneas de la novela, donde Marsé, obviamente, queda excluido.

Lo que yo digo, como ves, no es nada nuevo.

Otro saludo

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Qué hace a un cuento?, 1

En el blog de Federico Escobar se ha abierto una pequeña polémica en torno al premio Juan Rulfo 2009, otorgado por Radio Francia International. El premio lo obtuvo el argentino Mariano Pereyra Esteban por «El metro llano», con la novedad de que la organización ha puesto disponible el cuento ganador para su descarga. (Huelga decir que sería un buen momento para leerlo antes de seguir leyendo.) La nota expresa su extrañeza a que dicho texto haya ganado el premio. En los comentarios del blog el autor del cuento responde a los cuestionamientos de manera bastante mesurada y acertada, a mi parecer. Gracias a esta actitud es posible entender que por sobre las reticencias de Escobar se encuentran visiones opuestas de lo que debería ser un cuento. Dice Escobar:

Ahora, sí creo que el cuento pretendía ser humorístico, tanto como pretendía ser artificioso en el lenguaje. Creo que cualquiera que lea el cuento estaría de acuerdo con que está escrito en un registro humorístico; cuando dije que el tex…

La noche boca arriba: el juego

La noche boca arriba es un juego de rol para dos personas, que necesita de lápiz, papel y un mazo de cartas. Un juego de rol basado en el cuento de Julio Cortázar: A veces, Jorge es un candidato a paciente de psiquiátrico, pero otras veces lidera un batallón de caballería enfrentado al ejército inumerable del Rey No Muerto. El propio Jorge sospecha que sólo una de estas realidades puede ser auténtica… ¿pero cuál? Ganador del desafío Pirmero Tira, Luego Hablamos, aparece en versión de playtest listo para descargarse.Descarga La noche boca arriba: el juego de rol (playtest)