Ir al contenido principal

México necesita un Indie Press Revolution

Indie Press Revolution (IPR) vende juegos de vanguardia, diseñados por autores/editores en su mayoría autopublicados, pero de calidad excepcional. Estamos hablando de libros (porque esos juegos también son libros) para los cuales una tirada de 200 ejemplares ya es hablar de palabras mayores o que en ocasiones sólo están disponibles en formato electrónico. No cualquiera puede vender en IPR, sino que la tienda elige sus artículos de acuerdo a sus propios estándares de calidad.

Las ventajas del sitio son varias. En primer lugar, es un punto de compra en común para obras de corte similar. En vez de vagar por decenas de sitios personales de editoriales diminutos, en la mayoría de los casos de una persona, es posible adquirir los productos en un sólo punto de venta. En segundo, IPR se encarga de promocionar y meter en librerías los libros que distribuye, es decir, hace su propia labor de marketing. Las librerías donde distribuye, contadas, son justo los lugares donde están los compradores potenciales y no otras. Además, ser distribuido por IPR se transforma e una marca de calidad, una seguridad de que el libro (juegos, en este caso) será de la satisfacción del potencial comprador.

Dadas las características de este modelo de negocios, ¿no iría bien un Hispanic Poetry Revolution? Algo que acerque la literatura de los bordes a aquellos que estén verdaderamente interesados en ella, sin importar límites geográficos (salvo los famosos gastos de envío) y que permita entablar el diálogo entre diferentes límites. Me consta que IPR funciona como negocio, aunque no es como para abandonar el trabajo. Es decir, haría falta un amor por la literatura a la par que un poco de conocimiento sobre el negocio de la distribución.

Si algun curioso se interesa por darse una vuelta por Indie Press Revolution, algunos de sus juegos tienen un valor literario o artístico (los demás son inovadores en otros aspectos): The Shab Al-Hiri Roach y Gray Ranks de Jason Morningstar, Polaris de Ben Lehman, Steal Away Jordan de Julia Ellingboe, Montsegur 1244 de Frederik Jensen y  The Mountain Witch de Timothy Kleinert.

Comentarios

Gabriel Oropeza dijo…
Hmm... murió Against the Shadow y ahora sólo podemos ver tus aportaciones sobre RPG aquí? :(
Noup. Para eso estoy en actualplay.wordpress.com

Saludos

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

¿Quién quiere ser Roman Polanski?

Si el genio de la botella ofrece concederle un deseo, nunca le pida convertirse en un afamado director de Hollywood: podría transformarlo en Roman Polanski.

El sábado pasado, Roman Polanski fue arrestado por las autoridades suizas en Zurich, por una solicitud de extradición de los Estados Unidos, después de que escapara de dicho país en 1978 antes de ser sentenciado por haber admitido relaciones sexuales con una niña de trece años. Desde entonces, había vivido en Francia (país del que es ciudadano) y se había cuidado de no pisar países que tuvieran tratados de extradición con los Estados Unidos. Esto lo llevo incluso a ser la primera persona en dar testimonio en video en el Reino Unido, cuando demandó por difamación a la revista estadounidense Vanity Fair en este país. No es la primera vez que visitaba Suiza, donde iba a recibir un homenaje por su carrera; incluso tenía una casa ahí. La razón por la que el arresto se haya efectuado justo ahora es un misterio.

¿Quién quiere ser Roman Pol…