Ir al contenido principal

Servicio de la comunidad

Les pido ayuda. Se trata de encontrar a dos personas que conocí hace años, que estimo mucho, y luego les perdí la pista. Esta historia no sucedería de no ser porque tengo una prodigiosa mala memoria para todo lo que no sea literatura o matemáticas:

Por el año 98 o 99 yo estudiaba Ingeniería Electrónica en la Universidad La Salle, en la colonia Condesa en la Ciudad de México. Como parte de los requisitos para aprobar el semestre había que cumplir con cierto número de créditos culturales, que cubrí asistiendo a un taller de lectura y creación literaria en la universidad. Recuerdo que era los sábados y que asistiera era testamento de lo mucho que me gustaba el taller. También creo recordar que uno de mis maestros se llamaba Jorge y el otro se llamaba Javier. Siempre me confundía con quién era quién. Creo recordar también que tenían una pequeña editorial independiente, de corta vida, y que eran amigos o conocidos de Paco Ignacio Taibo II. También recuerdo que asistían a un importante taller literario en San Ángel. Uno de ellos, cuando supo que estudiaba ingeniería, me dijo "déjala, no la vas a soportar" y yo nunca le creí. Fue la única persona que me lo dijo y tenía razón. Más importante, aunque después estudié Letras y muchos otros cursos, nunca aprendí tanto sobre literatura y sobre escritura como con ellos.

En el último año de la carrera tenía laboratorio de comunicaciones los sábados, así que dejé de asistir al taller (ya había cubierto los créditos, pero seguía asistiendo). Les perdí la pista. En algún momento me encontré con uno de mis compañeros del taller, que era más joven que yo y que era mucho más inteligente: se fue a estudiar literatura al Claustro de Sor Juana. Años después, cuando entré a la Facultad de Filosofía y Letras, me crucé en un pasillo con uno de ellos, quedamos en vernos después, y volví a perderle la pista. Hablamos de Hamlet de Keneth Brannagh, que por aquel entonces era imposible de conseguir en la versión completa: los dos somos fans del bardo. Se había casado. Asistía a algún seminario en la Facultad.

Me gustaría contactarlos de nuevo. Si alguien tiene alguna idea de quienes son, les pido que dejen un comentario aquí o envíen un correo a elmago79@yahoo.com. Y si creen que conocen a alguien que pueda saber de ellos, pasen la voz.

Gracias.

René López Villamar

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Le vent nous portera (en español)

In Memoriam Gary Gygax (1938-2008)

Download video!

Je n'ai pas peur de la route
Faudrait voir, faut qu'on y goûte
Des méandres au creux des reins
Et tout ira bien là
Le vent nous portera

No le tengo miedo al camino,
Habrá que ver, habrá que probar,
los meandros del hueco de la espalda
y todo estará bien.
El viento nos llevará.

Ton message à la Grande Ourse
Et la trajectoire de la course
Un instantané de velours
Même s'il ne sert à rien va
Le vent l'emportera
Tout disparaîtra mais
Le vent nous portera

Tu mensaje a la Osa Mayor
Y la trayectoria del viaje
Un instante resplandeciente
Incluso si no sirve para nada
El viento triunfará.
Todo desaparecerá pero
El viento nos llevará.

La caresse et la mitraille
Et cette plaie qui nous tiraille
Le palais des autres jours
D'hier et demain
Le vent les portera

La caricia y la metralla
Y esta herida que nos lastima
Los palacios de otras épocas,
De ayer y de mañana,
El viento los llevará.

Génetique en bandouillère
Des chromosomes dans l'atmosphère
Des taxis pour l…

Una semana de dieta crudivegana

Hice una semana de dieta crudivegana y lo creerás lo que pasó después Llevo una semana comiendo sólo frutas y verduras crudas. Ha sido una semana muy difícil y quiero compartirles algunas cosas:
Nunca tuve mucha hambre. Quizá lo que más me llamó la atención de la dieta es que pensé que iba a morir de hambre pero nunca fue así. Lo que sí me dio fue bastante ansiedad. Los primeros tres días fueron bastante normales pero los últimos días juro que podía oler la carne cruda desde un extremo del mercado al otro. Soñé con filetes, hot cakes, espagueti con camarones y frijolitos con arroz. Sí, soñé todos los días con comida cocidaLa comida no tiene mucha variedad. A pesar de que tenía tres menús diferentes ya para el tercer día estaba harto de la comida: había que elegir entre distintas formas de cortar, picar o licuar los alimentos pero siempre eran los mismos alimentos base. Habrá quien adore el jitomate o las espinacas, pero si no estás preparado para comerlas todos los días no durarás muc…